Vladimir Putín afirma tener un arma de luz que causa náuseas y alucinaciones

103

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

La marina rusa, bajo el mando de su mandatario Vladimir Putín,  afirma que ha armado dos de sus buques de guerra con un arma de luz estroboscópica que puede causar alucinaciones, desorientación y náuseas, según informes de prensa.

Anuncios

Se dice que el arma sirve como una especie de escudo protector, disparando un rayo de luz intermitente que dificulta la visión de su objetivo, lo que dificulta que esa persona apunte, informó The Hill a principios de este mes. Pero el escudo también funcionaría como un arma, causando síntomas neurológicos en sus objetivos (al más puro estilo del neuralizador de Hombres de Negro), según la agencia estatal rusa de noticias RIA Novosti.

De acuerdo con RIA Novosti, la mitad de los voluntarios que afirman haber probado el arma con escudo dicen que también experimentaron alteraciones visuales cuando les “dispararon” el arma, y ​​el 20 por ciento dijo que experimentaron alucinaciones como manchas de luz en su visión. (Sin embargo, no está claro cuántos voluntarios participaron).

Por supuesto, los detalles sobre esta supuesta arma son esquivos, y es difícil confirmar su existencia. Pero, ¿podría existir tal arma, a saber, una que podría usar la luz para causar desorientación y otros síntomas?

Anuncios

La realidad del extraña arma de Vladimir Putín

“Deteriorar la visión con luces no es complicado ni inverosímil”, dijo Jonathan Winawer, profesor asistente de psicología y ciencia neuronal en la Universidad de Nueva York. Una luz brillante, como la de un automóvil que se aproxima, dificulta la vista de una persona, y las luces parpadeantes pueden desorientar. “Del mismo modo, salir de un cine oscuro a la luz del sol es cegador temporalmente”, expresó Winawer.

Muestra clara de lo antes dicho es que las alucinaciones, o la percepción de que algo está presente cuando no lo está, también puede ser un efecto secundario común de las luces parpadeantes.

Anuncios

Por otra parte, la magnitud del poder de esta nueva arma que podría tener en su poder la nación de Vladimir Putín, tiene un mayor alcance del que parece a simple vista. “No sería sorprendente que las personas vieran imágenes temporales después de haber sido expuestas a luces parpadeantes”, dijo Christopher Honey, profesor asistente en el departamento de ciencias psicológicas y cerebrales de la Universidad Johns Hopkins.

Anuncios

De hecho, tales efectos se usan comúnmente en las ilusiones ópticas. Por ejemplo, en una ilusión óptica popular, mirar un punto durante 30 segundos y luego mirar una pared blanca puede hacer que una persona vea una imagen que no está allí. Este tipo de ilusiones ópticas se consiguen fácilmente en internet e, inclusive, existen aplicaciones para celular destinadas a provocarlas. Algunas de estas ilusiones se “fortalecen si se presentan con un parpadeo de encendido/apagado”, informó Honey.

“Pero, por lo general, estos efectos se inducen cuando una persona mira algo que está directamente delante de ellos, por ejemplo, cuando está en una pantalla o en una hoja de papel, que ocupa una parte considerable del campo visual de la persona. Para que la supuesta arma de escudo cause efectos similares desde lejos, tendría que “ser excepcionalmente brillante“, agregó Honey.

Todo esto es para decir que los efectos visuales inducidos por las luces son experiencias comunes. Pero las luces parpadeantes que causan síntomas “paralizantes” como vértigo o pérdida de memoria y otros efectos neurológicos son “mucho, mucho menos comunes. Esos sentimientos, de vértigo, vértigo, desorientación, amnesia, ocurren en personas que tienen una afección llamada “fotosensibilidad”, dijo Honey.

Anuncios

No está del todo claro qué causa la fotosensibilidad o la sensibilidad a la luz. Una hipótesis dice que involucra dos tipos de neuronas en el cerebro: las neuronas excitadoras, que hacen que se disparen otras neuronas, y las neuronas inhibitorias, que hacen que otras neuronas dejen de activarse.

Según la hipótesis, en este juego de push-pull, las neuronas inhibitorias pueden dejar de disparar, perdiendo su capacidad de regular otras neuronas, lo que lleva a una oleada de actividad que se propaga por el cerebro y crea estos síntomas. Hasta ahora una tecnología con esa capacidad sólo parecía viable en el mundo de la ciencia ficción, pero si Rusia en verdad posee un dispositivo de esta naturaleza, podríamos estar ante una de las primeras “armas futuristas”.

El arma perturbadora de Vladimir Putín

Algunos informes sugirieron que la fotosensibilidad afecta a hasta el 9% de la población general, pero investigaciones más recientes sugieren que es mucho más raro que eso: con menos del 1% mostrando respuestas inusuales del cerebro a las luces parpadeantes. Por lo tanto, es difícil conciliar esos hallazgos con las afirmaciones de que “la mitad” de las personas que dicen haber probado el arma experimentaron estos síntomas, agregó.

¿Esto significa que dicha arma es una farsa? Es complejo responder a esa pregunta. Los informes presentados por la Marina Rusa parecen precisamente falsos. Así mismo, las declaraciones de los científicos son los bastante concluyentes como para determinar que, en teoría, crear un arma de este estilo puede llegar a ser una realidad.

Anuncios

“El verdadero problema al abordar (los informes sobre esta arma) es que hay muy pocos detalles sobre los efectos generados en los afectados”, alegó Honey. “Esto podría abarcar desde que alguien tuviera una luz brillante brillante hasta que alguien pasó una década diseñando cuidadosamente el estímulo óptimo, perturbador y visualmente desafiante”.

Lo verdaderamente preocupante es que, de ser cierta la creación de esta tecnología, es lo incierto de su poder. Bien podría implicar que, con la simple generación de un resplandor lo bastante alto, el ejército de Vladimir Putín tendría la capacidad de neutralizar fácilmente a sus enemigos al exponerlos a la luz neurológica. Si se toma en cuenta que los informes hablan de que este artefacto ha sido implementado en los buques de guerra, esta última posibilidad suena bastante razonable.

Por otro lado, ¿qué garantiza que lo más grave que pueda provocar sean alucinaciones o amnesia? Se habla de la primera tecnología de este tipo, por lo cual es probable que a futuro se perfeccione y se logren avances más allá de la imaginación. Quizá en un futuro una luz y no las balas, sea lo necesario para provocar la muerte.

Anuncios