Científicos advierten que el 2018 será el año de los terremotos más fuertes jamás registrados

12518

Los estudios referentes al cambio en las placas tectónicas de la tierra nunca han cesado y a decir verdad es poco probable que cesen, pues se ha demostrado que hasta la más mínima anomalía en nuestro subsuelo puede causar grandes catástrofes, como mejor ejemplo, todos los terremotos ocurridos a lo largo del 2017, siendo lo más fuertes los que tuvieron lugar en México el pasado mes de Septiembre. Pero ahora, según los científicos, estamos muy cerca de experimentar y presenciar los peores terremotos jamás registrados en nuestra historia.

Resulta que los estudios realizados por los científicos Rebecca Bendick de la Universidad de Montana en Missoula y Roger Bilham de la Universidad de Colorado en Boulder, han llegado a la conclusión de que el movimiento rotativo de nuestro planeta influye demasiado en el movimiento de las placas telúricas y que, en el 2018 se desatara una cadena de mega terremotos que simplemente no podremos controlar. Además, muy preocupados alertaron que el nivel de fallecidos será muy exuberante.

Ambos expertos basan sus estudios en la investigación que realizaron sobre los terremotos registrados en el último siglo y no vieron como algo casual el hecho de que justo los días con los terremotos más fuertes, la tierra ha presentado anomalías como la ralentización de las rotaciones. Alegaron que, mientras menos rote la tierra, más severa será la respuesta del subsuelo, mencionando que para el 2018 fácilmente se tendrían más de 20 movimientos tectónicos graves a lo largo del año.

Anuncios

De hecho, Bilham ha aceptado que este año tuvimos una actividad sísmica bastante lenta, pero que debemos estar preparados para el 2018, porque sin duda, será uno de los peores años, científicamente hablando, puesto que traerá consigo los desastres naturales más potentes que se hayan registrado en la historia de nuestro mundo.

La correlación existente entre el movimiento telúrico del subsuelo y las rotaciones de nuestro planeta sigue siendo un misterio científico, es decir, no hay una respuesta clara que nos indique porque se relaciones y que es exactamente lo que origina tanta anomalía, sin embargo, los estudios seguirán en pie hasta descubrir el génesis del problema.

Anuncios

¡Comparte en tus redes sociales!

Anuncios