Un sorprendente hallazgo hace tambalear la historia del cristianismo

38696

El fundamento del cristianismo radica en la historia de la divina encarnación de Jesucristo, quien según plantea el relato bíblico vino al mundo hace 2000 años en el vientre de una joven virgen y nació en un pesebre en condiciones muy humildes. Sin embargo, un hallazgo reciente amenaza con socavar la veracidad de esta historia puesto que se descubrió una pintura rupestre de 5000 años de antigüedad, en la que se ve una imagen similar a la icónica ilustración navideña del divino niño Jesús acostado en un pesebre.

Dudas razonables

El dibujo en cuestión fue descubierto en una caverna en medio del desierto egipcio, llamando poderosamente la atención de los investigadores por ser prácticamente idéntica a la imagen popularmente conocida como el ‘pesebre de Belén’ en el cual nació Jesucristo, por estas razones los expertos procedieron a determinar la antigüedad del mismo suponiendo que el petroglifo pudo haber sido realizado por cristianos del siglo I o II d.C. pero al percatarse de la edad de dicha pintura quedaron absolutamente estupefactos.

Literalmente los científicos no podían salir de su asombro al dejar en evidencia una aparente incongruencia histórica en el relato de la primera navidad, lo que puso en tela de juicio la credibilidad del canon bíblico, generando la formación de toda clase de conjeturas como que la Biblia es un compendio de mitos o que el cristianismo no tiene su propia historia, sino que es el producto de la mezcla de diferentes culturas, civilizaciones y creencias religiosas que fueron unidas por la aristocracia romana para satisfacer a todos.

Anuncios

Naturalmente, un imperio tan vasto como el romano necesitaba de una religión unificada para mantener la lealtad de sus millares de súbditos repartidos en todo el mundo conocido, por ello pudieron haber creado al cristianismo como un mecanismo de control social mediante los métodos de la fe.

Anuncios

No obstante, algunos teólogos y creyentes también aportaron su punto de vista indicando que el descubrimiento de esa antigua pintura de 5000 años no probaba nada, dado que la misma pudo ser realizada por un profeta que vislumbró en visiones como sería la venida del Mesías y quiso plasmarla en esa piedra para inmortalizarla, convirtiéndolo en un testimonio para las siguientes generaciones.

Para los que defienden la credibilidad de la Biblia el descubrimiento de esta pintura tan antigua, pudiera ser razón para cuestionar el origen de la tradicional ilustración del nacimiento de Jesús en un pesebre, que pudo ser tomada de culturas ancestrales pero según ellos no hay motivos para dudar de los hechos descritos en los evangelios.

Anuncios

Nos encantaría leer tus comentarios en nuestra sección dispuesta para tal fin y además te instamos a compartir el presente artículo en todas tus redes sociales.

Anuncios