¿Podría ser la Gran Esfinge de Guiza la entrada a una ciudad oculta?

904
¿Podría ser la Gran Esfinge de Guiza la entrada a una ciudad oculta?

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Los misterios que oculta el Egipto Antiguo y sus reliquias siguen siendo una gran prueba para la comunidad científica y toda la humanidad. Desde participación de seres extraterrestres y, uno de los más recientes, la posible ciudad oculta bajo la superficie de la meseta de Guiza. Uno de los objetos más emblemáticos y, a su vez, más extraños es, sin duda, la Gran Esfinge de Guiza, la cual posee ciertas características que la hacen especial, pero que no se han podido resolver. Sin embargo, el más gran misterio podría estar en la teoría que menciona que la esfinge pudo ser la entrada a una ciudad oculta.

Anuncios

La teoría de que la Gran Esfinge de Guiza es una puerta de entrada

En el año 1798, cuando las tropas de Napoleón Bonaparte arribaron a Egipto, fueron sorprendidos por las grandes estructuras y edificios que se encontraban. La más llamativa de todas, sin duda alguna, fue la Gran Esfinge de Guiza, quien se mostraba imponente ante las tropas quienes veían fascinados, pero a su vez, extrañados, por la exuberante estructura.

Para aquel entonces, la arena del desierto había enterrado levemente a la esfinge, pero ya ese entonces, el mundo ya había sido capaz de ver todo su esplendor. Pero no fue hasta el año 1936 que una misión de excavación conducida por el francés Emile Baguettes que se pudo desenterrar el maravilloso monumento, el cual había estado bajo la arena durante miles de años.

Anuncios

¿Podría ser la Gran Esfinge de Guiza la entrada a una ciudad oculta?

Anuncios

Una profecía sobre la construcción de la Gran Esfinge de Guiza y otros monumentos

Un profeta de aquella época hizo un llamado de alerta al mundo entero, anunciando que había sido testigo de una visión bajo hipnosis en donde se le mostraba el interior de la gran Esfinge oculta en Egipto. En ella se encontraba una inmensa biblioteca antigua, la cual era la guardiana de conocimientos pasados, entre los que se encontraban los hallazgos de la perdida Atlántida. De acuerdo a Edgar, el profeta, las pirámides, junto a la Esfinge y otros monumentos, no eran más que réplicas de edificios de la perdida ciudad.

Los hallazgos en la Esfinge que fueron ocultados

Durante el 87, un grupo de la Universidad de Waseda, en Japón, pudo descubrir diferentes túneles y cámaras en el interior de la Esfinge. Este hallazgo causó gran preocupación en la egiptología convencional. Sin embargo, al poco tiempo después, se dijo que dichos pasajes no llevaban a ningún lado y el proyecto se canceló estrepitosamente. Dicho evento provocó la duda de muchas personas y envolvió a la esfinge en un misterio que, a día de hoy, sigue vivo.

Anuncios

El grupo también encontró, gracias a investigaciones hechas por ondas electromagnéticas, otras entradas en las patas de la esfinge y una misteriosa cavidad en su cabeza, al igual que una entrada. Esta cavidad, la cual fue descrita por Napoleón hace cientos de años, fue fotografiada desde el aire a comienzos del siglo 20, aunque a finales de dicho siglo, dicha entrada quedó bloqueada por la «restauración» que se le hizo, al igual que otras recámaras que fueron selladas.

¿Podría ser la Gran Esfinge de Guiza la entrada a una ciudad oculta?

La recreación que muestra a la Esfinge antes de su supuesta restauración

En 1914, Charles Russel hizo una recreación de la Esfinge donde mostraba su interior. En dicha imagen se apreciaba una entrada a través de la cavidad que había en la cabeza, la cual conducía a una cámara y descendía hasta una especie de estancia principal. Ésta, a su vez, se mostraba con diferentes túneles que parecían conducir a zonas fuera de la esfinge,  debajo de ella y a una pirámide.

Dicha pirámide podría albergar la tumba del faraón de la primera dinastía de Egipto, Menes, quien habría sido elegido por los dioses para gobernar la Tierra y que su representación se encontraba en la faz de la esfinge. Esta noticia se publicó en diario británico «The Sphere», junto a la ilustración.

Anuncios