MOMIA EXTRATERRESTRE HALLADA EN UNA PIRÁMIDE, DESCONCIERTA A LOS ARQUEÓLOGOS

5983
momia-encuentran-extraterrestre-alienigena

El extraño ser momificado de rasgos claramente no humanos, con las cavidades de los ojos muy grandes y ovalados, fue encontrado en una pirámide. Este ser tendría una altura aproximada de 1,5 metros y una antigüedad de más de 2.000 años. Algunos lo relacionan directamente con un ser reptiliano por la características de sus ojos.

La momia de origen extraterrestre:

Junto a la momia fueron hallados extraños objetos y según las fuentes anonimas del Departamento de Antigüedades Egipcio, fue encontrada por el Doctor checoslovaco Viktor Lubek, un profesor ya retirado de una universidad en Pensilvania. El extraño ser aparentemente alienígena fue encontrado gracias a el descubrimiento de una puerta o cámara secreta mientras el Dr investigaba la pirámide.

momia-alien
Algunos de los objetos que acompañaban al ser, eran de un material sintético desconocido bien conservado del cual no se tenía aun conocimiento científico. Había algunas inscripciones en la tumba de la momia y al parecer podría tratarse del consejero de un rey llamado “Osirunet” que significa “enviado del cielo” este nombre aumento las sospechas de que la momia tiene un origen extraterrestre.

Hasta el momento, el gobierno egipcio consulto con un sin número de arqueólogos muy respetables, pero hasta el momento nadie pudo explicar estos hallazgos.

“Los cierto es que cada experto que ha visto la momia llegó a la conclusión de que no tiene un origen terrestre,” dijo la fuente del gobierno. “

Anuncios

No es el único caso extraño de momias sospechosas, existe otro caso muy conocido en atacama (Chile)

¿Otra prueba contundente de que los egipcios tuvieron ayuda alienígena para construir su civilización?

Cuando se trata de pirámides egipcias, es absolutamente normal encontrar momias dentro de sus habitaciones. Pero, es muy extraño e inesperado encontrar una momia alienígena.

Anuncios

Pues bien, esto es exactamente lo que sucedió en 1988, cuando Louis Caparat, un importante egiptólogo francés, fue a Egipto a explorar la Gran Pirámide. Ciertamente no esperaba encontrar un extraterrestre dentro del monumento de 4500 años de antigüedad. Después del descubrimiento del alienígena, se llevó a cabo un examen en profundidad.

Un documento en forma de rollo de papiro fue la primera pista que le permitió localizar a este extranjero y entender las circunstancias de su entierro. En el texto del documento se decía claramente que se trataba en realidad de un extranjero, un mensajero de la época de Faraón Cheops. Mientras que las inscripciones en la habitación secreta cuentan cómo este extraterrestre había llegado a la Tierra porque su raza extraterrestre estaba extremadamente interesada en el pueblo egipcio.

Anuncios
Anuncios

El huésped extraterrestre fue muy bien recibido y aceptado por el pueblo egipcio, y por esta razón fue enterrado dentro de la pirámide. Otro detalle también indica que los egipcios tenían vínculos extraterrestres. El sistema de soporte vital encontrado con la momia alienígena fue un sistema avanzado durante miles de años, lo que indica la presencia de tecnología alienígena, que probablemente también hizo posible la construcción de las pirámides.

El biólogo español F. de Braga quiso ayudar a Caparat a examinar estos restos, pero las autoridades egipcias, por razones que desconocemos, han encubierto todo, llevándose los restos y enviando al biólogo a casa. No hacer ninguna declaración o explicación oficial.

Según la leyenda, en el año 813 EC, Abdullah al-Ma’mun, hijo de Harun al-Rashid, descubrió los restos de un alienígena mientras intentaba entrar en la antigua tumba. El alienígena había sido enterrado con numerosos objetos preciosos.

Además, el autor Peter Tompkins describe el tesoro que Ma’mun encontró en un sarcófago en forma de hombre. Un tesoro que vale miles de millones, hecho enteramente de oro y piedras preciosas.

Anuncios

Otro ejemplo de entierro de un hombre extraterrestre fue encontrado dentro de la pirámide de El-Lahun. Descubierto por Viktor Lubek, un profesor jubilado de Pensilvania, en 1997. Una extraña momia de 1880 a.C., de un metro y medio de largo, y del análisis se desprende que este ser nunca había tenido orejas, con ojos de almendra y piel similar a la de un reptil. Las inscripciones de la tumba se llaman Osirunet, consejero del rey, y el cuerpo estaba cubierto de envolturas de lino y una mezcla de arcilla y oro, cubierto con objetos hechos de un material aún desconocido para nosotros.

Vídeo relacionado:

Fuente: worldwidesciencestories.com

Anuncios