Misteriosa concentración de la energía magnética en la pirámide de Guiza

918
Misteriosa concentración de la energía magnética en la pirámide de Guiza
darksouls1 / Pixabay

La pirámide de Cheops y la concentración de la energía magnética: quizás en Giza aún no lo hemos descubierto todo…

Las células solares del futuro se inspirarán en la Pirámide de Cheops: más allá de las leyendas, la pirámide de Giza ha sido estudiada con los métodos de la física y ha surgido que consigue concentrar la energía electromagnética, y precisamente las ondas de radio, tanto en las cámaras interiores como en la base. De esta forma, sería posible diseñar nanopartículas inspiradas en la estructura de este edificio que sean capaces de reproducir un efecto similar en el campo de la óptica, para ser utilizadas en la obtención de células solares más eficientes. Así lo indican las investigaciones publicadas en el Journal of Applied Physics y realizadas por físicos de la Universidad de Itmo en San Petersburgo y el Centro Láser Alemán de Hannover. Para Tullio Scopigno, físico de la Universidad Sapienza de Roma, la aplicación propuesta por los investigadores es interesante “pero este estudio debe ser tomado con cautela, ya que se basa en modelos matemáticos que aún no están respaldados por pruebas experimentales”. Los investigadores condujeron el estudio porque estaban interesados en la estructura de la tumba del faraón Cheops desde un punto de vista físico. En particular, querían ver cómo se distribuyen las ondas de radio en su compleja estructura. Para ello, asumieron que no había cavidades desconocidas y que el material de construcción de piedra caliza estaba distribuido uniformemente. Sobre la base de estas hipótesis se ha desarrollado una simulación matemática y se ha visto que la Gran Pirámide puede concentrar las ondas de radio en sus cámaras internas y bajo la base, un poco como una parábola. Esto se debe a que “la longitud de onda de las ondas de radio, entre 200 y 600 metros, está en una cierta proporción con respecto al tamaño de la pirámide”. Esto significa que para tener el mismo efecto con otros tipos de radiación que tienen diferentes longitudes de onda, como la luz, se necesitan estructuras de diferentes tamaños, precisamente se necesitan dispositivos en miniatura. Es por eso que los investigadores están planeando diseñar nanopartículas, que tienen un tamaño de unas pocas millonésimas de milímetro, y con forma de pirámide, capaces de reproducir efectos similares en el campo óptico, para ser utilizadas en células solares.

Anuncios

Sin perjuicio de la verificación adicional y necesaria de la validez de la tesis, lo que se puede decir. En nuestra opinión, la reflexión es muy simple: de las pirámides egipcias sólo conocemos algunos aspectos, como el valor arquitectónico, simbólico, artístico, religioso. Pero podríamos estar al final de un río y en la desembocadura de un mar particularmente vasto, donde quizás el futuro nos reserve algunas sorpresas, quizás la confirmación de que estas estructuras no son terrestres. En cuanto a la concentración de energía, otras pirámides del mundo -empezando por las bosnias de las que hablamos en el blog- parecen tener propiedades específicas. Y eso, en nuestra opinión, es un hecho particularmente interesante.