Resuelven el misterio de la pequeña momia hallada en un museo

557
Resuelven el misterio de la pequeña momia hallada en un museo

Cuando una pequeña momia fue descubierta, los científicos dieron con la conclusión que aquel difunto de hace más de 2000 años que habitaba en el antiguo Egipto tenia la figura de una posible nave. Una hipótesis que al principio se sostenía como verdadera, debido a las características de la momia. Pero luego se descubrió que era falso, era solo una momia humana.

Esta momia estaba guardado en un importante museo de Inglaterra, contaba con un arco funerario que tenia similitud a las características de un ave, con la cabeza de un halcón y unos jeroglíficos pintados alrededor del que se referían al antiguo dios del cielo, estas características hicieron pensar a los expertos que podían estar delante una nave antigua.

Expertos pensaron que la momia pertenecía a una nave o un animal

Referente a eso, los expertos tomaron en consideración que los animales para aquella época eran momificados con naturalidad, por lo que la momia no fue descartada como algo extraño dentro de lo común, de hecho al principio no se le realizaron los estudios necesarios para saber a quién pertenecía el cadáver.

Los años fueron transcurriendo hasta que el museo todo la decisión de agregar alguna momia de animales que tenían a un escaneo como se realiza con las momias humanas. Se toparon con la sorpresa de encontrar unos brazos que tenían similitud a los de una persona, cuando ellos creían que era un halcón. No obstante, no se le prestó mucha atención a este tipo de detalle, ya que los especialistas del museo habían supuesto que era una especie de mono el que se encontraba dentro de la escultura.

Resuelven el misterio de la pequeña momia hallada en un museo

Anuncios
Anuncios

Luego de aquel acontecimiento, un especialista de la antropología decido tomar cartas sobre el asunto y decidió armar un grupo de investigadores para indagar sobre los secretos de la extraña momificación.

Las investigaciones arrojaron un resultado que no se esperaba con respecto a la momia

El grupo descubrió que las partes del cuerpo o los huesos en ese caso eran de un feto de un niño, que rodeaba las 30 semanas de gestación, que contaba con variaciones en la espina dorsal y un característico defecto muy extraño que no dejaba que el cerebro y el cráneo tuvieran un desarrollo común.

El equipo de especialistas insinuó que el feto pudo haber padecido esa serie de características por la mala alimentación que pudo haber tenido la madre para ese entonces. El bajo consumo de vitaminas por parte de la madre pudieron haber sido los causantes de las anomalías que padecía el feto hallado en la momificación.

Anuncios

Anuncios