México pudo haber sido habitado por verdaderos gigantes

1647

Puede que sea algo que muchos se nieguen a creer y es comprensible que se le tema a lo desconocido, pero no se puede tapar el sol con un dedo, menos aun cuando hay pruebas que verifican cuando algo es o fue completamente real. Los gigantes, por ejemplo, han sido el objeto de muchísimas investigaciones a lo largo del mundo y se han encontrado algunos restos, sin embargo, esta es la primera vez que se ha hallado un verdadero indicio de su existencia en América Latina.

Hace algunos años, específicamente en 1.995, el investigador y científico Tito Serrano encontró 7 esqueletos que portaban unas medidas para nada normales según su data en Romita, uno de los municipios de Guanajuato, en México. Los resto fueron hallados en una especie de tumba sagrada, eso quiere decir que fueron importantes en la historia del territorio, solo que por alguna extraña razón no fueron mencionados sino hasta que fueron descubierto.

¿Cuáles fueron las medidas de los presuntos gigantes?

Según las investigaciones realizadas no solo por Tito Serrano sino por todo el equipo del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México, estas personas pudieron medir entre 1.90 y 2.45 metros de altura. Estas medidas son en extremo elevadas considerando que todos los antiguos habitantes del país, al menos los registrados, no median más de metro y medio. Además, al hacer el estudio de la fisionomía de los gigantes se notaron algunas incongruencias, pues puede que su físico incluso haya sido distinto al de los antepasados mexicanos.

Los gigantes en la historia del mundo

Debemos destacar que los gigantes han sido nombrados en muchas culturas, entre ellas tenemos a los egipcios, masones, sumerios y ahora, mexicanos. Los sumerios mantenían que habían sido creados por una raza alienígena proveniente de Nibiru y, según ellos, era unos individuos muy altos que había creado a los humanos para tenerlos de esclavos. Su prominente estatura era la manera de marcar la diferencia entre los gobernantes de la tierra y sus súbditos.

Anuncios
Anuncios

Egipto también se suma a estas creencias y no precisamente porque lo cuente la historias, sino porque los restos encontrados en los distintos territorios del país y las pruebas halladas por arqueólogos y científicos han demostrado que no solo su fisonomía pudo haber sido completamente distinta a la que nos cuenta la historia, sino que también contaban con más del metro y medio de estatura, de hecho, se cree que pudieron medir más de 2 metros, al igual que los restos descubiertos en México.

Los masones, por otro lado, también mencionan en muchas partes su historia que los gigantes formaron parte de la población mundial hace muchísimos años. Eran llamados Nefilim, sin embargo, en otras partes de su cultura los nombres de estas criaturas cambiaban según el territorio, por ejemplo, en el antiguo Jordán, eran llamados Zamzummim, Zuzitas, Gibborim, etc.

Ellos creían que los gigantes eran una especie de híbrido entre la raza humana y los ángeles enviados por Dios para la protección de los humanos. La historia dice que los seres angelicales bajaron a la tierra y se reprodujeron con las hijas de Adán, entonces gracias a la fusión de ambas materias nacieron personas cruzadas, con ADN angélico y además humano.

Anuncios

La desaparición de los gigantes en la historia

Los españoles que conquistaron las tierras mexicanas manifestaron, en aquella época, que los aztecas seguían a unos dioses milenarios, los cuales habían gobernado la tierra por muchos años. Dadas sus descripciones, los colonizadores asumieron que eran gigantes pero no les prestaron mucha atención.

Conocer la historia nos hace parte de ella, más aun cunado hablamos de las verdades que han sido ocultadas o distorsionadas al pasar de los años.

Anuncios