¿Maldiciones del antiguo Egipto tienen más fuerza en el presente?

6627
Maldiciones del antiguo Egipto tienen más fuerza en el presente

This post is also available in: enEnglish

El antiguo Egipto y sus mitos más famosos

Muchos conocen la historia del Antiguo Egipto precisamente por ser unos de los territorios más enigmáticos en el mundo entero. Comenzó a reconocerse gracias a las magníficas pirámides más grandes del planeta y unas de las edificaciones más antiguas, además, el descubrimiento de su cultura y de las momias intensificó la curiosidad de arqueólogos y expertos alrededor del mundo, por lo que no hay un día en el centenares de científicos estén en la búsqueda de nuevas reliquias en Egipto.

Dentro de los mitos más famosos de ese territorio, encontramos a los saqueos que se realizaron en el pasado y las consecuencias que se desencadenaron en cada uno de los vándalos que osaron a profanar las tumbas de los antiguos Faraones, de allí viene la leyenda de Tutankamón. Se dice que antes de su descubrimiento ya se habían robado una buena parte de los tesoros que enterraron con el joven Faraón, pero su sarcófago tenía una maldición que prometía acabar con cualquiera que lo abriera.

Anuncios

La maldición del antiguo Egipto

No se tiene certeza de que los primeros en abrir la tumba y sacaran las reliquias hayan muerto, pero sí se sabe que las personas que estuvieron en la expedición donde se encontró el sarcófago de Tutankamon murieron bajo extrañas circunstancias. Dicen que todos tuvieron episodios mentales sumamente extraños y que al momento de morir, no se sabía exactamente la causa del deceso. Los científicos dicen que tal maldición no existe y que todos los fallecidos tenían una edad avanzada, sin embargo, los conspiranoicos no opinan lo mismo.

Egipto es un lugar de cuidado, así como hay cosas hermosas y de gran valor, se encuentran muchísimos misterios sin resolver. Nunca nadie encontró el cuerpo de Tutankamón, ni el de Nefertiti, hay momias perdidas y otras sin identificación. Quizás las películas no se equivoquen del todo y en serio existan maldiciones por todo el territorio sagrado, quizás no debamos retar a los dioses y muchos menos a los Faraones.

Anuncios