Los dioses más temidos del antiguo Egipto

4806
Los dioses más temidos del antiguo Egipto

This post is also available in: enEnglish

El antiguo Egipto y sus dioses más aterradores

Durante los estudios e investigaciones realizadas en el antiguo Egipto, se pudieron recolectar no solo los restos de algunos de los Faraones más famosos de aquella época, sino también escrituras que narraban de manera detallada las formas de vida de las civilizaciones egipcias, ahora bien, conocemos los nombres de algunos de los dioses de ese misterioso territorio, por ejemplo, Ra, Seth, Anubis, Osiris, Apofis, etc. Pero ¿Qué sucedería si te mencionamos que hay más dioses en Egipto?

Existen al menos 10 dioses egipcios que han quedado en el olvido, pero el hecho de que pocas personas los mencionen no quiere decir que sean menos aterradores de lo que en realidad son. Uno de los mejores ejemplos de estos alegatos es Mafdet, diosa de la justicia y las ejecuciones, fue representada como un gato o como una mujer con cabeza felina. Por lo general aparecía frente a los animales venenosos para salvarlos de una muerte inminente o simplemente se veía a un gato negro con ojos verdes frente a las personas que iban a morir. 

Ammyt y Shesmu, dioses de la sangre en el Antiguo Egipto

Ammy era conocida por ser la diosa devoradora de muertos. Se dice que esperaba a las almas descarriadas y las tomaba como su aperitivo diario, era temida porque su apariencia era de un demonio de 3 partes: Cocodrilo, hipopótamo y león. Los dioses consideraban que las personas eran impuras cuando pesaban el corazón del fallecido en una balanza junto con las plumas de la diosa Maat, si el órgano pesaba más que las plumas, Ammyt aparecía.

Anuncios

Shesmu en cambio era el dios de la sangre y el vino, de hecho, el aniquilaba a sus víctimas y colocaba su cabeza en un artefacto para preparar vino y todo lo extraído de los restos era consumido como un vino. Por otro lado, también encontramos a Babi, un dios del inframundo que se comía las entrañas de las personas que no obraron bien en vida. Ahti era vengativa y todo aquel que la ofendía, moría.

Anuncios