La óptica del Antiguo Egipcio, prueba de antiguas tecnologías

318
La óptica del Antiguo Egipcio, prueba de antiguas tecnologías

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

La historia «oficial» nos ha mostrado siempre que los lentes con aumento empezaron usarse apenas en el siglo XVII gracias a Galileo Galilei, quién fue el encargado de la construcción de diferentes telescopios. Pero, gracias a la investigación alternativa, ahora sabemos que miles de años antes de Cristo ya se habían creado, en el Antiguo Egipto, como en Asia, Troya, Grecia y en diferentes partes del mundo, los lentes con aumento, demostrando así que las antiguas civilizaciones tenían acceso a tecnologías avanzadas que, de alguna forma, consiguieron desarrollar.

lentes con aument

Lentes con aumento en el antiguo Egipto ¿Cómo desarrollaron estas tecnologías avanzadas?

Existen, al menos, alrededor de 450 artefactos ópticos que fueron fabricados con lentes pulidas que han sobrevivido hasta nuestros días. Uno de ellos fue encontrado en la tumba de un faraón y se trata de un lente que hoy se encuentra en el Museo Británico de Londres. Tiene al menos unos cinco mil años de antigüedad y una similar, hoy en día, solamente se puede crear usando métodos electroquímicos para hacer óxido de Cerio.

Se trata de un objeto pulido hecho en cristal de roca que se encontró en Helwan, Egipto, concretamente en la tumba del faraón Semempses, o Semerjet. El objeto es considerado en la actualidad como una lupa. Es una lupa de perfección total y se cree que era utilizada para observar el cielo, pero en lugar de ofrecer respuestas, ofrece una gran cantidad de interrogantes.

El periodo en que vivió es del Imperio Antiguo, momento de esplendor, porque a partir de ese momento comenzó todo un declive tecnológico, algo que sucedió en diferentes culturas. Su lente era tan perfecta que, según los especialistas, debió pulirse con máquinas. Si el faraón llegó a tener instrumentos para ampliar la imagen, como si se tratasen de telescopios o microscopios, se trataría de una proeza totalmente sorprendente. Y lo sería, no solo por la perfección necesaria para poder conseguir una lente totalmente funcional, sino también por lo necesario para pulir el cristal, el óxido de cerio, que no se descubrió, según la historia tradicional, hasta 1903 por el alemán Jakos Berzelius.

La óptica del Antiguo Egipcio, prueba de antiguas tecnologías

Tecnología avanzada desconocida en el Antiguo Egipto

Teóricos de todo el mundo aseguran que la única manera de que los egipcios pudieran realizar inventos tan preciosos es que tuvieran a su alcance la maquinaria tecnológica necesaria para ello, algo que, obviamente, era totalmente imposible, a menos que no perteneciera a nuestro mundo.

Una vez más, la teoría de los antiguos astronautas, a pesar de que ello cause cierto escozor en la arqueología e historia ortodoxa, la única forma para poder explicar tales hallazgos. La lógica nos dice que tecnología, al menos, similar a la moderna era la única capaz de crear un instrumento tan perfecto, pero ¿Cómo llegó dicha tecnología a los egipcios? ¿Fueron ellos realmente? También existe la posibilidad de que los seres que llegaron a nuestro mundo las hayan creado y las hayan otorgado a las antiguas civilizaciones para que se desarrollaran.

Y esta no es la única tecnología óptica encontrada. En el Antiguo Egipto, los distintos calendarios se mantenían vigentes todos a su vez, y se hicieron, juramentos para que nunca dejara de conocerse el año de 360 días, con el que estaban totalmente relacionados muchos de sus rituales.

La óptica del Antiguo Egipcio, prueba de antiguas tecnologías

La óptica egipcia ¿Muy avanzada para la época?

Lo cierto es que los egipcios no llegaron a conocer estos diferentes años de una manera paulatina o continua, abandonando unos por otros cuando mejoraban sus cálculos. Los conocían y celebraban todos a la vez y la mayoría de estos tenían que ver con el Dios del Sol, Ra, a quién correspondían 72 nombres en el libro de los muertos.

Se pueden encontrar símbolos y cálculos que muestran el desarrollo de la óptica egipcia, porque muchos de los ojos sagrados están relacionados con la óptica, sobre todo con las imágenes solares que se muestran en distintos calendarios. Por ejemplo, cuando el sol se alzaba, en un equinoccio o en uno de los solsticios, la luz brillaba, descendiendo por el largo corredor de alguno de los templos orientados hacia uno de los tres puntos del horizonte, otorgando una visual dentro del templo de la luz del sol que era reflejada, de alguna forma, hacia el interior, creando formas luminosas únicas. Una vez más, las preguntas sobre cómo pudieron crear estas formas ópticas tan precisas con la luz del Sol  no tienen explicación hasta la fecha.