La Ciudad del Vaticano ocultó objetos prediluvianos en Ecuador

592
La Ciudad del Vaticano ocultó objetos prediluvianos en Ecuador
COMPARTIR
Obtener Libro

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Se conoce que la Ciudad del Vaticano gusta de guardar ciertos secretos sobre información de suma importancia para la humanidad y que, por algún motivo, prefiere mantenerlos ocultos ¿Será para resguardar sus propios intereses? Posiblemente… Muchas personas aseguran que la Iglesia Católica sabe mucho más sobre ciertos temas que podrían poner en juego, incluso, su propia fe. Artefactos desconocidos, textos antiguos. Su Registro Secreto es uno es uno de los enigmas más grandes de toda la sociedad. Uno de ellos es el conocido padre Crespi y a la negativa que el Vaticano para crear un museo para exponer unos extraños artefactos que podrían provenir de una época antes del Diluvio Universal…

La Ciudad del Vaticano ocultó objetos prediluvianos en Ecuador

¿La Ciudad del Vaticano ocultó artefactos que existieron previos al diluvio universal?

La Historia del Padre Crespi se ha convertido en una de las más extrañas de la historia, ya que esta podría constituir toda una civilización totalmente desconocida, con unos increíbles artefactos y una inmensa cantidad de símbolos escritos en unas planchas de oro que ningún arqueólogo ha podido descifrar, alegando que parece ser una lengua totalmente desconocida.

Estas extrañas representaciones están vinculadas con la América precolombina de los sumerios antiguos. La historia de estos extraños acontecimientos y la manera en que estos fueron tratados solamente confirman la conspiración que existe en la Ciudad del Vaticano para ocultar información relevante para la humanidad.

Obtener Libro

El Padre Crespi era un monje salesiano, nacido en Italia en 1.891, el cual se encargó de estudiar antropología en la Universidad de Milán, antes de que decidiera convertirse en sacerdote. Para el año de 1.923, fue enviado a Ecuador, específicamente a la ciudad  de Cuenca para trabajar entre las poblaciones indígenas. Fue en ese lugar donde pasó alrededor de unos cincuenta y nueve años de su vida dedicándose a la caridad, hasta que falleció en el año 82.

El Padre Crespi es reconocido en la región por varios talentos, ya que cumplió las funciones de educador, antropólogo, botánico, artista e incluso, director de fotografía, así como sus grandes esfuerzos en la ayuda humanitaria en todo el país ecuatoriano.

El Padre se estableció en Ecuador, creó un orfanato con fines educativos, con asistencia de personas de bajos recursos. Dio comida y dinero a los más necesitados, por lo que se ganó la fama, hasta el día de hoy, de ser un ser preocupado por el pueblo.

La Ciudad del Vaticano ocultó objetos prediluvianos en Ecuador

¿Los intereses que preocuparon a la Ciudad del Vaticano?

Como gratitud por su bondad, el Padre Crespi siempre recibía regalos, artefactos originarios de las tribus.

Estos artefactos son originarios de cada parte del país, incluyendo sus fronteras y más allá. Algunos de estos eran obras representativas de las culturas indígenas que habitaban en la zona y algunos objetos algo más extraños. Se asegura que estos fueron réplicas de aparatos muy antiguos, incluyendo numerosas placas metálicas con inscripciones y grabados. A lo que el Padre siempre mostró un gran agradecimiento.

La colección de sus reliquias llegó a ascender hasta más de 50.000 piezas, artefactos y objetos extraños, los cuales la gran mayoría se quedaron en el patio de la Iglesia María Auxiliadora, hasta que la Ciudad del Vaticano dio el permiso necesario para crear un museo que funcionara como albergue de la colección.

La Ciudad del Vaticano ocultó objetos prediluvianos en Ecuador

Los extraños artefactos que la Ciudad del Vaticano negó

Estos extraños objetos habían sido recuperados las diferentes tribus de una cueva profunda, que es conocida en la zona como la Cueva de Tayos, ubicada en una región del Amazonas conocida como Morona Santiago. La cueva está ubicada a ochocientos metros sobre el nivel del mar y se le conoce con dicho nombre por las características aves Tayos, los cuales son prácticamente ciegos y viven en cuevas como esas.

Siendo un hombre con conocimiento, el Padre Crespi rápidamente se dio cuenta de los increíbles artefactos que mostraban parecidos muy preocupantes con la iconografía de las antiguas civilizaciones mesopotámicas, lo que podría significar alguna conexión entre las distintas culturas que se desarrollaron en la otra punta del mundo.

Sin embargo, justo después de la visita de uno de los representantes del sumo pontífice, un misterioso incendió provocó que gran parte de estos artefactos quedaran destruidos

Lo más extraños es que, inmediatamente después del fallecimiento del Padre Crespi, los artefactos que aún quedaban fueron retirados por la ciudad del Vaticano. A pesar de los reclamos de la comunidad y del propio país.

Obtener Libro
COMPARTIR