¿Hubo OVNIs y extraterrestres en el Antiguo Egipto?

206
¿Hubo OVNIs y extraterrestres en el Antiguo Egipto?

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

En el Antiguo Egipto, las personas encargadas de registrar lo que acontecía, tenían como función principal escribir el día a día del faraón y de la corte, las batallas ganadas y perdidas, de la misma forma que los impuestos pagados por los pueblos que vivían bajo el dominio egipcio. Algo común para la época, sin embargo, lo extraño sucede cuando estos registros se llenan de acontecimientos rodeados de misterio  que, a día de hoy, continúan siendo un enigma. Este misterio aumenta mucho más cuando las personas encargadas de esclarecer este asunto ocultan o niegan la existencia de tales archivos, poniendo en duda la ética con la que trabajan estos organismos.

¿Hubo OVNIs y extraterrestres en el Antiguo Egipto?

El misterio de los registros del antiguo Egipto ¿Escribieron sobre encuentros extraterrestres?

Lo que se puede leer a continuación fue encontrado en los «Anales» del faraón Thetmés tercero, del Nuevo Impero, en la 18va dinastía (1580-1320 a. C), y fue extraído de un papiro que se encuentra archivado en la sección egipcia del museo del Vaticano. Durante los años cincuenta, el príncipe Boris de Rachewitz consiguió traducir ciertos pasajes, sin embargo, las autoridades del Vaticano recuperaron el papiro, insinuando tiempo después que el mismo nunca existió.

La parte que se consiguió traducir, dice lo siguiente: En el 22º año, durante el tercer mes de invierno, en la sexta hora del día, los escribas de la Casa de la Vida descubrieron una bola de fuego que caía del cielo. Si bien, no poseía cabeza, el soplo de su boca poseía un olor fétido. Su cuerpo, una vara de largo y una vara de ancho. No hablaba. Sus corazones se estremecieron y se lanzaron a la tierra de bruces. Ellos llegaron hasta el rey para retarles. Su Majestad les ordenó que fuese examinado. TRodo cuanto fue escrito en la Casa de la Vida, su Majestad meditó acerca de lo que vendría.

Ahora bien, algunos días pasaron esas cosas, he aquí una de estas fueron más numerosas que nunca. Ellas brillaban en el cielo más que el Sol, hasta los límites de cuatro pilares del firmamento. Poderosa era la posición de las bolas de fuego. La armada del rey las miraba y el rey se encontraba entre ellas. Era como la reparación de la noche. Sobre esta, las bolas de fuego se alzaron más alta en dirección al Sur. Peces, aves y más cayeron del cielo. Era algo más nunca visto desde la fundación de esta nación.

¿Hubo OVNIs y extraterrestres en el Antiguo Egipto?

¿Avistamientos OVNIs en el Antiguo Egipto?

¿Qué fueron estas bolas de fuego? ¿Qué sería ese olor fétido que sintieron y qué fue lo que salió de su boca? ¿Y en medio de qué estaba Thutmés tercero, del ejército o de los círculos de fuego?

La realidad es que nosotros, las personas del tercer milenio, sabemos muy poco sobre faraones y del Antiguo Egipto. La Gran Pirámide de Keops, especialmente, continúa hasta el día de hoy siendo todo un misterio profundo y fundamental de la historia de la humanidad. Sabemos que ella concentra una inmensa cantidad de energía y sabemos algunos de los números que pueden ser extraídos de sus dimensiones geométricas.

El resto es un misterio. Algunos mencionan que ella sería un acumulador de energía cósmica, otros que sería un abrigo contra el Gran Diluvio. El estudioso de profecías Plínio Rollim de Moura, menciona de la posibilidad de que esta pudiera haber sido la prisión de un ser sumamente poderoso.

¿Hubo OVNIs y extraterrestres en el Antiguo Egipto?

¿Construcciones más antiguas que el Antiguo Egipto?

Los egiptólogos estiman que su construcción habría sido hecha durante el año 2900 a. C., más el historiador árabe, al-Masudi, asegura que la Gran Pirámide habría sido construida hasta 300 años previos al Diluvio Universal.

Otro historiador de origen árabe, asegura que esta se construyó en el 71000 a. C. La fuente, normalmente consultada para la historia de la Gran Pirámide, es un relato del historiador griego Heródoto, el cual data del siglo V a. C., pero los especialistas consideran que ese relato se acerca mucho a la realidad.