¿Fue Enlil de sumeria el responsable del Gran Diluvio?

139
¿Fue Enlil de sumeria el responsable del Gran Diluvio?

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Los sumerios se imaginaban a el universo como una especie de Cúpula rodeada por un mar de agua salada. Por debajo de la capa terrestre, la cual formaba lo que era la base de la cúpula, existía lo que era denominado como el inframundo y un océano de agua dulce el cual era llamado como “Kur”. El firmamento de la cúpula estaba regido por el dios An y la Tierra, a su vez, por Ki. Enlil, quien era el hijo de An y de Ki, a quienes separo al nacer generando con ello la separación física de la Tierra y el cielo.

Anuncios

¿Fue Enlil de sumeria el responsable del Gran Diluvio?

¿Quién era Enlin el Dios del viento y las tormentas en la mitología sumeria?

Eki, Anu y Enlil fueron la trinidad suprema del panteón de sumeria. Enlil, quien aparece como gran protagonista de un gran numero de relatos mitológicos de Sumeria, era de carácter voluble: sentía y actuaba. Sobre todo, su principal actuación se inclinaba en el ámbito de la creación, siendo ademas, el guardián de las tablas del Destino, donde se hallaban decretados los destinos de todo lo que existía. De esta manera en el poema sumeria conocido como “Creación de la Azada”, se detalla como, luego de separase el cielo de la Tierra, Enlil se encargo de crear la azada, golpeo el suelo con ella y de la brecha abierta en la tierra brotaron los hombres.

Anuncios

El Dios del viento y las tormentas Enlil de la mitología sumeria

Posteriormente los acadios, en lo que se conoce como el Poema de Atrahasis, cuentan como Enlil intento en tres ocasiones destruir a la humanidad, enojado por sus costumbres ruidosas. En el ultimo de sus intentos por acabar con la humanidad Enlil arrasa la Tierra con un diluvio, pero la raza humana consigue salvarse gracias a la intervención del medio hermano de Enlil, Enki, quien ordeno al héroe Atrahasis la construcción de un barco gigantesco en el que tenia el objetivo de cargar a semillas y animales. Es en ese momento cuando Enlil inunda la Tierra abriendo las puertas del cielo. Sin embargo, los demás dioses reprenden a Enlil, ya que estos necesitaban de las ofrendas y sacrificios que eran realizados por los humanos para alimentarse. Cuando las aguas llegaron a retirarse, Atrahasis ofrece un nuevo sacrificio a los dioses, quienes lo reciben muy hambrientos. Finalmente, Enki, el hermano de Enlil solicita a la diosa madre la creación de nueves seres humanos.

Anuncios

¿Fue Enlil de sumeria el responsable del Gran Diluvio?

¿De donde se origina el nombre “Enlil”?

Una primera corriente defiende que se origina del sumerio (ENLIL de EN: Señor + LIL : Tormenta o viento), por lo que su nombre de manera literal significa “señor del viento” o “señor de la tormenta”. No obstante, esta etimología ha planteado unos de los más serios rompecabezas teogónicos sumerios, ya que en ese caso “aire” podría entenderse como una especie de realidad cosmológica y no directamente atmosférica. Por lo tanto, el dios Enlil vendría a personificar la sutileza pura, el aliento al ser respirado.

Anuncios

¿Fue Enlil de sumeria el responsable del Gran Diluvio?

El culto del dios Enlil

El culto a Enlil se encuentra documentado desde los inicios del periodo dinástico arcaico, hacia el año 3000 antes de Cristo. Es probable que su verdadero origen provenga de las zonas montañosas del norte de Mesopotamia, donde habría tenido el carácter propio de un dios de as tormentas y el viento: cruel y bondadoso. El principal templo de culto de Enlil se hallaba en la casa-montaña de Nippur, lo que en la antigüedad era la ciudad sumeria cuyos primeros restos datan del V milenios antes de Cristo. Fue tal la correspondencia y la identificación entre la ciudad y su dios, que en las escrituras de sumeria las palabras “Nibru” y Enlil eran escritas de la misma manera. Nippur se mantuvo como un importante centro religioso en medio del periodo acadio, la segunda dinastía de Lagash y la tercera dinastía de Ur. En la actualidad, estas ruinas se ubican a unos 150 kilómetros al sureste de Bagdad, en Iraq.

Anuncios