Ojo de horus, conoce todas las claves de la sabiduría egipcia

1110
ojo-Horus

Todo lo que necesitas saber sobre el ojo de Horus

Contenidos del Articulo:

El ojo de Horus es uno de los principales símbolos egipcios, también llamado Oko Ra la hija de Ra, Udzat, identificado con la diosa Wadget (kobra) y relacionado con una gran variedad de otros dioses como Hathor, Bast, Sekhmet, Mut o Tefnut. Los viejos egipcios le atribuyeron poderes de protección y sanación.

¿Cómo es el ojo Horus?

El ojo de Horus muestra un ojo humano estilizado con cejas, mirando hacia delante y decorado con los signos distintivos del símbolo de Horus alrededor de los ojos del halcón. Usualmente este es el ojo derecho, aunque también el izquierdo. Probablemente estaba relacionado con el mito de que el sol (Ra) es el ojo derecho y la luna (Toth) es el ojo izquierdo del Horus Celestial de Dios.

Mito con el ojo de Horus

Según el mito de Horus, perdió su ojo izquierdo (la luna) en un duelo con Set, que mató a su padre Osiris. El ojo, que fue secuestrado en seis pedazos, encontró a Thoth (Dios de la magia y la sabiduría) y los reparó con magia. El mito, por lo tanto, se refiere directamente a las fases de la luna, cuando la luna de alguna manera desaparece del cielo para renacer. Thoth le dio el ojo a Horus, quien luego se lo ofreció a su difunto padre, devolviéndole así la vida.

Amuleto y simbolismo

Para los egipcios, el ojo Horus era un símbolo de vida y renacimiento. Se creía que tenía un poder sanador y compasivo. Hecho de faiencia azul o verde o amuletos semipreciosos, ambos vivos y usados durante las ceremonias funerarias. Este amuleto se colocó en el momento de la momificación sobre vendajes, por encima del lugar donde había una herida después de la extirpación del órgano. Porque se creía que el daño al cuerpo traía mala suerte al difunto, por lo que se suponía que debía impedirlo. Este símbolo se usaba a menudo como elemento decorativo en joyas (oro, plata, madera, porcelana, lazula lapis, carneol) para garantizar la seguridad, salud, sabiduría y prosperidad.
En el antiguo Egipto, también se usaba como medida para medir ingredientes farmacéuticos y pigmentos.

ojo de horus

Anuncios

El ojo de Horus está dividido en 6 partes, lo que corresponde a 6 piezas para las cuales el ojo divino fue rasgado según el mito. Cada pieza corresponde a un sentido diferente de la mente.

El sexto chakra – Anja, llamado el tercer ojo detrás del cual se esconde la glándula pituitaria. conectadas con la pineal, abren juntos la visión interior.
MINUTOS es el tamaño de un guisante, situado en el centro de la frente, exactamente entre los ojos físicos del ser humano, en la denominada silla de montar turca. Es una glándula muy importante en el cuerpo humano. Se divide en dos partes: delante y detrás. Rear es una revista, publica oxitocina y hormona antidiurética. La parte anterior emite hormona de crecimiento, prolactina, ACTH, TSH, FSH, hormona LSA.
“Llévame a tus aposentos para el Rey, para que nos regocijemos y nos regocijemos en ti, bebamos más tu amor que el vino…”

El sexto chakra – Anja, llamado el tercer ojo detrás del cual se esconde la glándula pituitaria. Conectadas con la pineal, abren juntos la visión interior.
MINUTOS es el tamaño de un guisante, situado en el centro de la frente, exactamente entre los ojos físicos del ser humano, en la denominada silla de montar turca. Es una glándula muy importante en el cuerpo humano. Se divide en dos partes: delante y detrás. Rear es una revista, publica oxitocina y hormona antidiurética.

Anuncios

Esta glándula asociada con el sexto chakra es llamada por los esotéricos el “hogar de la mente”. La parte anterior de la glándula pituitaria reduce las emociones, los pensamientos y cuando empiezas a despertar, eres capaz de crear poesía y música. La parte posterior regula los pensamientos y el intelecto del hombre.

EDUCACIÓN – la glándula pineal – el hogar de la iluminación trabaja con la glándula pituitaria, abre la intuición y la conciencia cósmica. Estas dos glándulas también abren la intuición cósmica.

Anuncios

La pineal es ligeramente más alta que la glándula pituitaria. Un pigmento que se encuentra en él, que también se encuentra en los ojos físicos. Controla todos los movimientos de la luz en todo el cuerpo según las necesidades diarias e influye en el ritmo de las diversas funciones fisiológicas del ser humano. También controla las demandas sexuales, especialmente durante la adolescencia. Junto con la glándula pituitaria, vigilan las necesidades sexuales de las personas demasiado temprano. Cuando ambas glándulas están en armonía, todas las opciones “no a tiempo” se cortan inmediatamente.
Se sabe que una madera de pino despierta produce luz. Cuando la glándula pineal y la hipófisis están completamente desarrolladas, sus vibraciones estimulan la acción del tercer ojo. Activan y activan alta sabiduría en el hombre, dan la llave del gran conocimiento cósmico.

Anuncios

Ojo de Horus

TERCER OJO – también conocido como el “ojo del alma” se abre cuando se activa la pineal. La luz cósmica se conecta con la persona a través del nervio óptico anatómico – talámico, que se encuentra en el séptimo chakra coronario. Cuando la energía espacial llega a la glándula pituitaria, la luz cósmica entra en la glándula pineal y llega al tercer ventrículo del cerebro. Se hace un matrimonio místico. Al mismo tiempo, en este cerebro humano nace un embrión – “andromedio humano”-.

La epífisis cerebral mantiene las energías positivas – masculina, pineal mantiene las energías femeninas negativas. Cuando estas dos energías se unen, se concluye un matrimonio místico. Esta es una poderosa iniciación, nace la conciencia multidimensional, y la conciencia humana hasta la fecha pasa a través del límite de la quinta dimensión, va ya a estas dimensiones cósmicas más elevadas.

Anuncios

La kundalini ascendente da un impulso desde la Tierra a través de los principales canales nerviosos, hasta la médula oblonga, luego entra en el cerebro, precisamente en la glándula pituitaria, despierta la glándula pineal, que durante este tiempo comienza a recibir luz de los altos niveles cósmicos. La energía femenina de la Tierra se combina con el varón en la glándula pituitaria y la energía femenina de la pituitaria pineal se une con la energía cósmica masculina.

Cuando estos dos chakras: el sexto y el séptimo despiertan, este encuentro tiene lugar en la tercera cámara. La armonía entre la materia y el alma es completa. La luz cósmica comienza a afectar el cerebro tridimensional. Poco a poco se convierte en una conciencia humana multidimensional y altamente elevada.

El Tercer Ojo abierto -también conocido por los egipcios como “Ojo de Horus”, un templo en el que muchas clases de energía abren el cerebro y permiten sabiduría e iluminación en el cuerpo humano. El hombre abandona los planos bajos de las tres dimensiones terrenales y se mueve hacia las más elevadas.

Cuando una nueva energía entra en el cerebro humano, muchas cosas cambian en el cuerpo humano, por ejemplo, la vista, a la llamada “vista astral”. La frecuencia de las vibraciones aumenta en el cerebro humano, y éstas se transmiten a todo el cuerpo y lentamente una persona cambia su cuerpo en el llamado “organismo astral”. Están surgiendo nuevas condiciones y las condiciones físicas existentes se adaptan a nuevas necesidades. Tal hombre comienza a ver diferente, a oír diferente, percibe cosas que nunca antes había visto. En el organismo astral, ciertos centros evolucionan, energizados y revitalizados por la Energía Kundalini.

Anuncios

Estos ya no son meros centros – los órganos ordinarios usados por el hombre hasta ahora, sino más bien los fuertemente despiertos que vibran en la alta octava del Universo. Un hombre ya tan fuertemente alterado empieza a ver colores brillantes, aura, oye sonidos invisibles – hasta ahora no audible por él, percibe otros rostros, paisajes.
La llamada COMORA se encuentra entre dos hemisferios cerebrales. Es un espacio estrecho, da al cerebro protección contra el daño, es una forma de hacer circular el líquido cefalorraquídeo.

Anuncios