El misterioso hallazgo del campo de juego de pelota del imperio azteca

201
El misterioso hallazgo del campo de juego de pelota del imperio azteca

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

El imperio azteca es una de las civilizaciones antiguas más misteriosas en todo el planeta. Esta civilización tiene oculto grandes enigmas que han sucedido en todo la historia, como la batalla de los gigantes como los españoles, o la construcción del monumento más grande de todo el planeta. Así mismo, uno de los aspectos que más llama la atención del imperio azteca fueron sus sacrificios humanos y a quienes se lo realizaban. Hace unos pocos años atrás un grupo de arqueólogos descubrieron un templo inmenso que se le dedicaba al dios azteca del viento y una corte donde los aztecas jugaron una especie de juego de pelota mortal en el corazón de la ciudad de México.

Anuncios

El misterioso hallazgo del campo de juego de pelota del imperio azteca

¿Cómo se realizaba en juego de pelota en el imperio azteca?

El misterioso y terrorífico juego involucraba a un número de jugadores específicos que utilizaban sus caderas para mantener una pelota en juego, esto serán tomados como una especie de rituales de sacrificio. Los arqueólogos también lograron dar con una ofrenda de más de 30 vertebras humanas perteneciente a solo hombres descubiertas en una pila que se encontraba justo al lado de la cancha. Uno de los arqueólogos que estuvo presente en el hallazgo es Raúl Barrera y dijo lo siguiente: “es una especie de ofrenda que está relacionada con el juego de pelota, la parte extrema, al pie de una escalinata, y se trata de exactamente 32 cervicales y de cuellos que seguramente fueron decapitados o sacrificados”.

Anuncios

El misterioso hallazgo del campo de juego de pelota del imperio azteca

Anuncios

¿Eran estos juego en el imperio azteca realizados como sacrificios?

Los 32 conjunto de cervicales y cuellos que fueron hallados en el campo del juego de pelota, hacen concluir a los expertos que posiblemente estas personas que fueron decapitadas como parte del juego, hace sugerir que los perdedores en el juego eran ofrecidos por medio de sacrificios a los dioses. Los hallazgos extraños, también incluyen el templo semicircular de Ehacatl-Quetzalcoatl.

Los expertos en arqueología piensan que junto con la historia, que el templo celebro al dios del viento y fue elaborado aproximadamente entre los años 1486 y 1502 y los registros apuntan que el conquistados español Hernán Cortes observó por primera vez el ritual del juego de pelota que se celebraba en el Impero Azteca en la corte en el año 1528, invitado por el último emperador del imperio azteca llamado “Montezuma”. Aunque aún se han hallado ciertos detalles, los detalles de este terrorífico juego de pelota siguen siendo un enigma para los expertos, pero el hallazgo de una pila de huesos del cuello sugiere que este juego tenia claramente un elemento de sacrificio humano.

Anuncios

Lo único que un permanece en el campo de juego de pelota es una escalera y una parte de los soportes, aunque los arqueólogos señalen que el campo de juego original contaba con al menos unos 50 metro de largo. El templo mientras tanto es un semicírculo inmenso que se encuentra encaramado sobre una especie de base rectangular aún más gigante, que en alguno momento alcanzo los 34 metros de diámetro y unos 4 metros de altura. Las estructuras que datan desde la antigüedad son los últimos residuos antiguos que de descubrieron en el centro histórico de la ciudad, en lo que se conoce como el sitio del “Gran Templo”.

El misterioso hallazgo del campo de juego de pelota del imperio azteca

¿Eran ofrendas para la lluvia?

La ministra de la Cultura María Cristina dijo lo siguiente: “el hallazgo que estamos viendo es una nuevo oportunidad en entrar mucho más profundo en el esplendor de la ciudad prehispánica de Tenochtlán”. Así mismo, el investigador emérito del INAH y quien es también el fundador del Proyecto Templo Mayo y el PAU llamado Eduardo Moctezuma explico a los presentes que el tempo emanaba divinidad que con sus vientos benignos barría los cielos y con ello lograba atraer la lluvia a los pueblos, se localizaba en todo al frente del laboratorio de Tláloc,  un súper hombre que residía en el Templo Mayor junto a dios guerrero y gigante Huitzilopochtli y afirmo que descubrimientos recientes que se han realizado, permiten entrar mucho más a ver el rostro de la cultura mexicana.

Anuncios