El descubrimiento de un gran misterio en las pirámides de Egipto

8878
El descubrimiento de un gran misterio en las pirámides de Egipto

This post is also available in: enEnglish

Para nadie es un secreto que en su momento, las pirámides de Egipto fueron los lugares idóneos para realizar todo tipo de rituales de inmortalización para los Faraones y más allá de ser simples recamaras para el reposo de los reyes, eran los santuarios y el inicio del camino para el más allá. Los diferentes estudios realizados indican que hay más misterios envolviendo estas edificaciones, muchos más que el desplazamiento de los materiales de construcción y los años que se llevó el levantamiento de estas maravillas mundiales.

Científicos aseguran que hay muchas muertes inexplicables ocurridas dentro de las pirámides de Egipto, por ejemplo, la del experto en arqueología George A. Reisner, quien descubrió el sarcófago de la madre de Keops en el año 1925. El problema es que cuando abrieron la urna, no había rastros de la momia y tiempo después, de manera misteriosa, el cuerpo de Reisner cayó dentro de una de las recámaras de la Pirámide de Guiza. Se dice que su muerte fue producto de una maldición egipcia.

Muertes y problemas mentales originadas en las pirámides de Egipto

Según los manuscritos antiguos, los egipcios realizaban todo tipo de rituales esotéricos para preservar el cuerpo e inmortalizar el alma de las personas mediante la momificación, estos actos pudieron generar algún tipo de alteraciones dentro de las pirámides y esto se puede comprobar mediante los reportes de sujetos que al entrar a las pirámides, bien sea para estudiarlas o solo para observarlas, sufren ataques nerviosos o alegan tener visiones extrañas. El escritor Paul Brunton fue una de las tantas personas que vió entes malignos dentro de las pirámides.

Anuncios

¿Poseen las pirámides de Egipto una energía especial?

Se dice que al estar durante mucho tiempo dentro de cualquiera de las 3 pirámides e incluso frente a la gran esfinge, las personas empiezan a sentirse muy ligeras, como si estuvieran a punto de pasar por un portal que divide el mundo de los vivos y el de los muertos.

Anuncios