Diez misterios sin resolver del Antiguo Egipto

88
Diez misterios sin resolver del Antiguo Egipto

El antiguo Egipto ha fascinado la imaginación desde que el hombre limpió por primera vez las arenas de la Gran Esfinge de Guiza. Durante los últimos dos siglos, ha sido una obsesión para los arqueólogos e historiadores. Es una tierra cuyos misterios hemos pasado año tras año desentrañando lentamente.

Anuncios

Sin embargo, incluso después de todo este tiempo, hay muchas cosas que no sabemos. Algunos de los descubrimientos más grandes del mundo antiguo todavía están cubiertos bajo las arenas de Egipto, esperando ser revelados. La mayoría de las veces, tales revelaciones solo producen aún más misterios y preguntas sin respuesta.

El laberinto perdido del Antiguo Egipto

Hace 2.500 años, hubo un enorme laberinto en Egipto que, en palabras de quien lo vio: “superó incluso a las pirámides”.

Era un edificio masivo, de dos pisos de altura. En el interior había unas 3.000 habitaciones increíbles, todas conectadas a través de un laberinto de pasajes tan complejos que nadie podía encontrar su camino sin un guía. En la parte inferior había un nivel subterráneo que servía como tumba para los reyes y en la parte superior había un techo macizo hecho de una sola piedra gigantesca.

Anuncios

Innumerables escritores antiguos describieron haberlo visto de primera mano, pero 2,500 años después todavía no estamos seguros de dónde está. Lo más cercano que se ha encontrado es una meseta de piedra de 300 metros de ancho que algunos creen que alguna vez fue la base del laberinto. Si es así, sin embargo, las historias principales se han perdido por completo con el pasar del tiempo.

En 2008, un equipo de especialistas en geo-radar escanearon la meseta y encontraron que debajo, aparece un laberinto subterráneo como el que describieron los antiguos escritores. Hasta el momento, sin embargo, nadie lo ha excavado o entrado. Hasta que alguien llegue al laberinto, no se puede saber a ciencia cierta si realmente se ha logrado encontrar la mayor maravilla arqueológica del Antiguo Egipto.

Anuncios

La reina desconocida del Antiguo Egipto

En 2015, los arqueólogos tropezaron con la tumba de una mujer que fue enterrada entre las grandes pirámides del Antiguo Egipto. En su tumba había inscripciones que la llamaban “la esposa del rey” y “la madre del rey”.

Hace 4.500 años, cuando esta mujer estaba viva, habría sido una de las personas más importantes del planeta. Ella habría tenido mayor poder que cualquier otra mujer en la nación. Y lo irónico del asunto es que nadie tiene idea de quién es ella.

Los historiadores la han llamado “Khentakawess III”, bajo el supuesto de que era hija de la reina Kehntakawess II. Creen que ella pudo haber sido la esposa del faraón Neferefre y la madre del faraón Mekahur, pero en realidad no lo saben. Se trata sólo de conjeturas sin bases sólidas, meros intentos de adivinación.

Si su nombre era Khentakawess III, entonces no hay ninguna referencia a ella en nada de lo que hasta ahora han encontrado los arqueólogos a lo largo de la historia. Quienquiera que fuera, una vez fue una mujer increíblemente poderosa, pero hoy en día es poco más que un enigma.

Anuncios

La esfinge de Israel

En 2013, los arqueólogos de Tel Hazor, Israel, encontraron algo que nunca habían esperado encontrar tan lejos de Egipto: una esfinge egipcia de 4.000 años.
Específicamente, encontraron las patas de la estatua, descansando sobre una base. El resto, se cree, fue destruido deliberadamente hace miles de años. Sin embargo, antes de que alguien lo derribara, habría sido de 1 metro (3.3 pies) de alto y pesó media tonelada.

Nadie sabe lo que estaba haciendo una estatua egipcia en Israel. La única pista que queda es una inscripción en la base que lleva el nombre de “Rey Mycerinus”, el nombre de un faraón que gobernó Egipto alrededor del 2500 aC.

Es altamente improbable que Tel Hazor haya sido conquistada por los egipcios. Durante el reinado de Mycerinus (también conocido como Menkaure), Tel Hazor fue un centro comercial en Canaan, directamente entre Egipto y Babilonia. Fue vital para el bienestar económico de dos de las mayores potencias en el área.

Hasta ahora la mejor conjetura que se tiene es que fue un regalo. Sin embargo, si fue un regalo, no está claro por qué lo envió el rey Mycerinus o, por lo demás, por qué alguien se enojó lo suficiente como para destruirlo. Todo lo que se sabe con certeza es que, por alguna razón, alguien (o quizá algo) construyó una esfinge a 1.000 kilómetros de la Gran Esfinge de Giza.

Anuncios

La misteriosa muerte del rey Tutankamón

El rey Tutankamón tenía solo 19 años de edad cuando murió, y nadie sabe con seguridad qué sucedió. Su muerte es un completo misterio, pero no porque estuvo en el mejor momento de su vida. La razón por la que la muerte de Tutankamon es tan misteriosa es que hubo tantas cosas malas en él que es difícil saber cuál de ellas lo eliminó.

El rey Tutankamón tenía una salud terrible. En primer lugar, tenía malaria y nació con tantas discapacidades genéticas que los historiadores están convencidos de que sus padres debían de ser hermanos. Tenía pie equinovaro y defectos genéticos que, según algunos, podrían haber hecho que su muerte no fuera más que una cuestión de tiempo.

También tenía un cráneo fracturado que, durante mucho tiempo, los arqueólogos consideraron que era una señal de que lo habían apuñalado en la cabeza. Hoy se cree que su cabeza se dañó mientras su cuerpo estaba siendo embalsamado, pero no se ha descartado la posibilidad de que lo hayan asesinado.

También se rompió la rodilla poco antes de morir, lo que ha llevado a la teoría de que murió en un accidente de carro. Sin embargo, si se subía a ese carro, en primer lugar, se trataría de una decisión sumamente extraña para un faraón. Tutankamon estaba tan deformado que ni siquiera podía pararse sin ayuda.

Anuncios

Podría haber sido cualquier cosa, o podría haber sido un montón de cosas diferentes que lo afectaron a la vez. Lo único que se sabe con certeza es que el Rey Tutankamon no recibió muchas buenas noticias en su último mes con vida.

Anuncios

La cámara oculta de la gran pirámide de Guiza

La pirámide más grande de todas fue construida hace 4.500 años por el Faraón Khufu. Es una estructura masiva de casi 150 metros (490 pies) de altura, construida con más de 2.3 millones de bloques de piedra. Y, sin embargo, hasta hace poco, solo parecía haber tres cámaras adentro.

Si eso te parece un montón de espacio desperdiciado, no eres el único que piensa así. Es por eso que un equipo exploró la pirámide en noviembre de 2017 para ver si escondía algo. Efectivamente, por encima de la Gran Galería de la pirámide, encontraron señales de que podría haber una gran cámara oculta tan grande como la habitación más grande de toda la pirámide.

Lo extraño es que los egipcios construyeron deliberadamente la cámara oculta de manera que fuera totalmente inaccesible. No hay pasillos o vías conectadas a él. La única forma en que podrían haber puesto algo dentro es si llenaban la cámara mientras construían la pirámide y luego la sellaban.
Todavía no se sabe lo que hay en el interior de la cámara oculta. Pero sea lo que sea que haya allí, el faraón Khufu aparentemente no quería que viera la luz del día.

La momia envuelta en un libro extranjero

En 1848, un hombre compró una antigua momia egipcia de un comerciante en Alejandría. Durante años, lo puso en exhibición como decoración, sin darse cuenta de las características bizarras de su adquisición. Sin embargo, después de quitarle las vendas unas décadas más tarde, los científicos encontraron algo muy inusual. La momia había sido envuelta en las páginas de lino de un libro, que no estaba escrito en lengua egipcia.

Tomó años de investigación para descubrir qué idioma era, pero hoy sabemos que está escrito en etrusco, el lenguaje de una antigua civilización que una vez vivió en la Italia moderna. Es un lenguaje del que se sabe poco. Las palabras envueltas alrededor de esta momia constituyen el texto etrusco más largo que se ha encontrado.

Sin embargo, aún quedan muchas preguntas por responder. Por un lado, todavía no se sabe lo que dice el texto. Solo se pueden entender unas pocas palabras, que parecen ser fechas y nombres de dioses, y más allá de eso, sólo se puede especular sobre lo que significa o por qué alguien lo envolvería alrededor de un cuerpo muerto.

Sobre todo, no tenemos idea de por qué un libro etrusco se envolvió alrededor de una momia en Egipto. ¿Era ella etrusca? Si es así, ¿qué estaba haciendo ella en Egipto? ¿Y qué puso ella en su mensaje final al mundo?

La luz de Dendera

En la pared de un templo en Dendera, Egipto, hay un enorme alivio que posee una imagen muy extraña. Se trata, según la interpretación habitual, de una serpiente en una gran bola de fuego que vuela fuera de una flor de loto mientras es sostenida por un pilar con brazos humanos.

Es una imagen extraña, pero no solo porque el pilar tiene brazos. Sucede que se parece exactamente a un modelo de tubo de Crookes, un tipo de bombilla de luz que se inventó en el siglo XIX. De hecho, se parece tanto a una bombilla que algunas personas piensan que podría ser un diagrama que muestra cómo hacer una.

Más allá de que es cierto que ese es el tipo de teoría que, usualmente, es propuesta por locos de pelo extraño en History Channel, existen algunos argumentos inquietantemente convincentes que la respaldan.

Ocurre que la sala que muestra la Luz Dendera es la única sala en todo el templo que no tenía lámparas que queman fuego. Los arqueólogos han encontrado residuos que muestran que los egipcios quemaron lámparas en todas las demás partes del edificio, excepto esta. Entonces, si no tenían una primera versión de una bombilla almacenada aquí, ¿cómo vieron algo? Y si la habitación estaba completamente negra, ¿por qué se molestaron en poner una imagen tan intrincada en la pared?

La pirámide destruida

La Pirámide de Djedefre debe tener el punto más alto de cualquier otra pirámide en Egipto, puesto que Djedefre se aseguró de ello. No tenía los recursos para construir la pirámide más grande, pero utilizó una pequeña solución para asegurarse de que la punta de su tumba fuera un poco más alta que la de todos los demás: la construyó en una colina.

Sin embargo, por alguna razón, mientras que todas las otras pirámides de Egipto siguen en pie después de miles de años, la pirámide de Djedefre ha sido casi totalmente destruida. Lo único que queda es la base.
Nadie tiene totalmente claro lo que le sucedió, pero hay teorías. Algunos piensan que Djedefre simplemente murió antes de que pudieran realizar gran parte del trabajo, y su pirámide quedó en ruinas. Otros piensan que los romanos lo destruyeron hace más de dos mil años. Y aún otros piensan que la gente de Egipto realmente realmente odiaba a Djedefre, tanto que estaban dispuestos a separar una pirámide entera solo por desprecio.

La desaparición de la reina Nefertiti

La reina Nefertiti es legendaria por ser una de las pocas mujeres en gobernar el Antiguo Egipto. Ella era la esposa del faraón Akhenaton, probablemente la madre del faraón Tutankamón, y se cree que se hizo cargo de Egipto y gobernó por derecho propio. Y, sin embargo, mientras las tumbas de otros faraones aún se alzan sobre Egipto hoy nadie ha encontrado el lugar de descanso final de Nefertiti.

La búsqueda de su tumba se ha prolongado durante años. En 2018 los arqueólogos estaban casi convencidos de que habían encontrado su lugar de entierro en una cámara secreta escondida en la tumba del rey Tutankamón. En mayo, sin embargo, escudriñaron meticulosamente la pared y encontraron que no había nada allí.

Curiosamente, tampoco se menciona su muerte en la historia de Egipto. Después del año 12 del reinado de su esposo Akhenaton, toda mención de ella se detiene por completo. Algunos creen que esto se debe a que se convirtió en faraón y adoptó un nombre diferente, pero no todos están de acuerdo.

Algunos piensan que la respuesta a este misterio es un poco más mundana de lo que podría esperarse. Según el Dr. Joyce Tydseley, la explicación más simple es que Nefertiti nunca fue un faraón. El Dr. Tydseley cree que la gente hizo un gran negocio con Nefertiti en la década del reinado de Akhenaton, porque una escultura de su rostro se hizo popular, y sólo por ello querían rendirle culto a su imagen.
Según el Dr. Tydseley, la explicación es simple: “no sabemos qué le sucedió a Nefertiti porque ella simplemente no era tan importante como persona”.

La tierra perdida de Punt

Los escritos del antiguo Egipto están llenos de referencias a un lugar llamado Punt. Era un antiguo reino africano lleno de oro, marfil y animales exóticos que excitaban la imaginación de los egipcios. Y, según sus creencias, se trataba de un lugar extremadamente “poderoso”. Era un lugar que exigía el respeto de los egipcios, una tierra que habían apodado “la Tierra de Dios”.

No hay duda de que Punt existía. Hay innumerables menciones de ello en escritos antiguos. Incluso hay una foto de la reina de Punt en un antiguo templo egipcio. Pero a pesar de lo transcendental e importante que debe haber sido este lugar, nunca se ha podido encontrar.
Los únicos rastros que se tienen de Punt son los artefactos que los egipcios guardaron. Los científicos, desesperados por averiguar dónde estaba este reino, estudiaron los restos momificados de dos babuinos que los egipcios obtuvieron de Punt y determinaron que los babuinos, al menos, habían venido del área de la actual Eritrea o el este de Etiopía.

Esto, al menos, nos da un punto de partida en la búsqueda para encontrar Punt, el problema es que es un área enorme para una búsqueda arqueológica, lo que convierte su localización en una tarea sumamente ardua. Además, si alguna vez son encontradas las ruinas del Reino de Punt, no queda duda de que nacerán una nueva serie de misterios para resolver y descubrir de nuestro pasado.