Miterio de la bacteria mortal dentro de una tumba en el antiguo Egipto

1031
Miterio de la bacteria mortal dentro de una tumba en el antiguo Egipto

Como siempre, el antiguo Egipto no deja de ofrecernos curiosidades y enigmas sorprendentes. Una civilización que, a pesar de tener miles de años de estudios sobre sus hombros, aún no conocemos todos sus misterios. Ahora, un equipo de investigadores ha hecho un hallazgo en la tumba antigua de Pthames, la cual tiene más de 3.000 de historia donde se encontró el queso sólido más longevo de la historia el cual poseía una bacteria en su interior. Una bacteria potencialmente mortífera.

¿Han encontrado una bacteria mortal en el antiguo Egipto?

Pthames, quien fue alcalde de la capital del antiguo Egipto durante el siglo 13 a. C., se encontró por primera vez en el año 1885 en las cercanías de Saqqara, una necrópolis ubicada en la zona norte del país. Pero fue redescubierta hace tan solo ocho años y durante las investigaciones más recientes se pudo encontrar varios recipientes rotos, en dónde se pudo encontrar una especie de masa de color blanco totalmente solidificada, de la misma forma que se halló un trozo de tela con el cual se cubría el recipiente en un intento de conservar el contenido.

Miterio de la bacteria mortal dentro de una tumba en el antiguo Egipto

Un químico italiano junto a su equipo se dio a la tarea de estudiar el extraño descubrimiento para saber de qué se trataba. En su estudio, llevaron la masa a un estado líquido y purificaron las proteínas que poseía para estudiar la cromatografía líquida, así como la espectrometría de masas. Los resultados arrojaron que la sustancia era de origen lácteo. Una mezcla de leche de vaca, oveja  y cabra. Sin embargo, lo que sorprendió a los científicos fue que también poseía una bacteria bastante peligrosa para el ser humano.

Anuncios

¿Un queso del antiguo Egipto peligroso?

Los resultados también alertaron a los investigadores pues, los resultados de los análisis hechos a lo que parecía ser una especie de queso, también arrojaron que contenía una bacteria conocida como «Brucellamelitensis», la culpable de la brucelosis, una enfermedad capaz de ocasionar fiebres y cambios de temperaturas bastante altos.

Anuncios

Esta bacteria, además de peligrosa, es altamente contagiosa y se propaga hacia las personas por la ingesta de ingesta de los productos lácteos de los animales sin haber pasado por el proceso de pasteurización. Después de haber confirmado las muestras, se ha determinado que esta podría ser la evidencia biomolecular más longeva de dicha afección, por lo que los científicos han decidido dar otro enfoque a sus estudios y buscar más rastros de vida biomolecular ¿Habrán sido capaces los habitantes del antiguo Egipto usar las bacterias como armas?, ¿habrán estado tan avanzados para conseguir dicho propósito?

Anuncios