Las tomografías computarizadas revelan momias que no son humanas – VIDEO

102
COMPARTIR
Obtener Libro

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Obtener Libro

Se ha descubierto que dos sarcófagos egipcios que datan de hace 3.000 años contienen algo bastante inesperado.

Cuando los científicos usaron un escáner CT para mirar debajo de las envolturas de dos momias en el Hospital Rambam en Haifa, Israel, recientemente, lo que encontraron dentro fue una gran sorpresa.

Las dos momias habían sido parte de una colección en el Museo Marítimo Nacional durante muchos años.

La más pequeña de las dos, que fue descrita como “parecida a un pájaro” y se pensaba que representaba al dios egipcio Horus, en realidad contenía los restos de un pájaro literalmente en su interior, posiblemente un halcón.

El otro, que durante mucho tiempo se pensó que contenía los restos de un niño pequeño, resultó estar lleno de barro y grano, muy probablemente como una ofrenda a Osiris, el dios egipcio de la muerte.

Las momias pueden haber sido colocadas en una tumba junto a una momia humana real para actuar como protección para el alma del difunto en su camino hacia la otra vida.

“En el antiguo Egipto, cuando había una tumba creada para un ser humano, colocaban ciertos artefactos e incluso ciertos animales con estos restos momificados”, dijo Marcia Javitt, directora de imágenes médicas del Hospital de Rambam.

“Y las aves en el antiguo Egipto tenían un papel muy importante… porque se pensaba que eran protectores, así que a menudo las colocaban en las tumbas con los faraones”.

“No digo que este pájaro haya venido de la tumba de un faraón pero es concebible que tenga algo que ver con ese tipo de historia.”

Obtener Libro
COMPARTIR