¿Se alimientan los extraterrestres de radiación cósmica?

1182
extraterrestre-radiaccion-alienigena-alimentan

Los científicos encuentran organismos extraterrestres podrían alimentarse de la radiación cósmica

En 2002, los científicos descubrieron una bacteria extraña llamada Desulforudis audaxviator escondida en una mina de oro de Sudáfrica, 3 kilómetros por debajo de la superficie. Según los expertos, este microorganismo se alimenta de rayos cósmicos (GCR) y creen que organismos similares podrían habitar planetas como Marte.

Los rayos cósmicos son esencialmente partículas de alta energía que se mueven con rapidez y sin control a través del universo después de haber sido lanzados fuera de una supernova. Este alucinante microbio ha dado a los expertos mucho de qué hablar.

desulforudis-audaxviator
Desulforudis Audaxviator

Los biólogos de los Estados Unidos parecen haber resuelto un enigma muy importante en torno a un microorganismo llamado audaxviator Desulforudis encontrado en el año 2002 a 3 kilometros de profundidad, dentro de una mina de oro de Sudáfrica.

La Astrobióloga Dimitra Atri, que trabaja en un Instituto de Ciencias, cree que el microorganismo sobrevivido al alimentarse de los rayos cósmicos.

De acuerdo con la investigación, el microbio que se alimenta de la radiación, es decir, un tipo de energía liberada por átomos y cuya fuente de alimento son los elementos radiactivos que se encuentran bajo la tierra ionizada. Esto explicaría por qué el microbio logró sobrevivir a tal profundidad.

Anuncios

“Realmente me llamó la atención porque sobrevive completamente por sustancias radiactivas,” dice Atri. “¿Quién puede decir que la vida en otros mundos se comporta igual?”

Pues resulta que, en el espacio exterior, este tipo de radiación es generada por el fenómeno de las supernovas, es decir, explosiones estelares gigantes, que se producen cuando “muere” una estrella.

Anuncios

La magnetosfera y la atmósfera del planeta actúan como un escudo contra los rayos cósmicos”, pero en otros cuerpos celestes con menos actividad magnética y densidad de la atmósfera, esta radiación puede ser crucial en la evolución de la vida.

Anuncios

Aunque los rayos cósmicos nos hacen pensar en una novela de ciencia ficción, el término no tiene nada ficticio en absoluto. Ahora sabemos que los ‘rayos cósmicos’ bombardean continuamente las capas superiores de la atmósfera de la Tierra y es allí que transforman la química de la ionosfera.

Además, también influyen en la formación de nubes (en la troposfera) y forman parte de la dosis natural de radiación a la que las personas y los seres vivos en general en la Tierra están expuestos.

Anuncios

Todo esto es extremadamente importante cuando pensamos en la vida extraterrestre en otras partes del cosmos.

De acuerdo con Dimitra Atri, este flujo constante de radiación podría ser explotado por algún tipo de forma de vida extraterrestre, pero sólo en los planetas o lunas con campos magnéticos y atmósferas muy débiles.

Por lo tanto, la importancia de estos rayos sería mayor en las lunas y los pequeños mundos como Plutón, Europa, Encelado y un número desconocido de otros cuerpos más allá del sistema solar, donde los microorganismos pueden aprovechar las ventajas de los rayos cósmicos con el fin de seguir con vida.

Por ejemplo, Marte es extremadamente susceptible a los rayos cósmicos ya que tiene una atmósfera muy delgada, y carece de un campo magnético. Según Atri, GCR podrían llegar a la superficie de Marte con la energía suficiente para alimentar un diminuto organismo. Atri cree firmemente que Marte es el mejor candidato para albergar vida alimentada por radiación.

Anuncios

Además, dado que este flujo de energía es relativamente bajo, y no es comparable a la radiación de las estrellas, las formas de vida que se alimentan de ella serían más bien pequeñas, más simples, y de lento crecimiento.

Los investigadores, están probando cual es el máximo de capacidad de radiación que pueden soportar estos microorganismos, ya que podrían cambiar sensiblemente el criterio al buscar vida extraterrestre en el espacio.

Por otra parte, existe una estrecha relación en el aumento de avistamientos OVNIs, con el desarrollo nuclear radioactivo de la humanidad. ¿Pudimos haber despertado el interés de los extraterrestres? Deja tus comentarios al final del articulo.

Anuncios