Naves extraterrestres en miniatura podrían estar poblando el Universo

0

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

¿Es posible que naves extraterrestres diminutas estén sobrevolando todo el espacio en búsqueda de vida inteligente? De acuerdo a una nueva teoría, es muy probable…

¿Naves extraterrestres miniatura en busca de vida inteligente?

El astrofísico de la Universidad de Tbilisi, de Georgia, Zaza Osmanov, ha revelado una nueva teoría donde sugiere que seres extraterrestres podrían estar utilizando pequeñas naves, similares a los drones, pero que no superen el nanómetro de diámetro para explorar todo el espacio.

Según su estudio, las naves podrían estar alimentándose de átomos de hidrógeno en el polvo estelar para poner en marcha los motores y propulsarse por el espacio. En el artículo que se ha publicado recientemente, el astrofísico asegura que durante todos estos años hemos dedicado todo nuestro esfuerzo en buscar sondas espaciales con una escala de tamaño totalmente errónea.

De acuerdo a un análisis realizando, Osmanov asegura que las naves alienígenas podrían tener un rendimiento mucho más óptimo si estas fueran de una escala miniatura, prácticamente microscópicas. Tan solo con un nanómetro de tamaño.

Gracias a esas dimensiones, las naves no tendrían que recolectar recursos de planetas rocosos para poder funcionar y recorrer grandes distancias. Por otro lado, les bastaría usar átomos de hidrógeno simple. El material que más abunda en todo el espacio.

A esto se le suma la velocidad de fabricación, las cuales llevaría mucho menos tiempo que crear naves de tamaños similares a los aviones terrestres. Incluso más pequeños, como un dron.

¿Seremos capaces de detectarlas?

Naves extraterrestres miniaturas
Naves extraterrestres miniaturas

El problema es que en caso de que estas naves extraterrestres microscópicas existieran, podrían haber decenas de millones en todo el universo. De acuerdo a los cálculos hechos por el astrofísico. Osmanov asegura que su el número inicial era de, por ejemplo, unas 100 naves. Luego de viajar durante 3.6 años luz (o un parsec), la cantidad de estas se habría multiplicado hasta en 33 ceros por segundo.

Una cantidad como esa, dirigidas todas en la misma dirección, podría ser visible a simple vista por cualquiera de nuestros telescopios como un enjambre de luciérnagas tenuemente luminosas.

Cada pequeña emisión de luz individual, por muy pequeña que sea, cuando se unen en un gran enjambre, sería visible con la masa media de un cometa de unos cuantos kilómetros de diámetro. Es por ello que, para Osmanov, las agencias espaciales deben concentrarse en buscar este tipo de naves espaciales miniaturas, pero aglomeras en un gran número.

Los resultados de sus análisis fueron contundentes; si se llegan a detectar algún objeto extraño que tenga valores muy altos en cuanto a incremento de su luz, podría ser una buena señal. Se debería colocar al objeto en la lista de candidatos a posibles naves extraterrestres.