Extraterrestres indígenas y campesinos testigos del contacto ancestral

2522
ancestral-extraterrestre-evidencias-contacto

Las civilizaciones ancestrales que guardan las evidencias del contacto extraterrestre

Los indígenas y campesinos salvajes son miles de años más viejos que el conocimiento del Viejo Mundo sobre los rompecabezas de la vida extraterrestre. Durante más de cinco siglos, la vasta cultura precolombina ha sido destruida, destruida y negada al mundo por los conquistadores de la espada y la cruz.

Hoy en día, gracias a la tecnología satelital, han surgido numerosas pirámides y hallazgos en México, Perú, Mongolia, la Amazonía, Sudán, Egipto, Bolivia, Bosnia y China. En el fondo del mar, frente a las costas de Cuba, se identificó una ciudad que contenía un lugar con dos pirámides gigantescas de cristal de roca. Lo mismo ocurrió en el lago Titicaca; estudiosos y científicos han redescubierto el enorme patrimonio inherente a los pueblos ancestrales de las Américas. Con las nuevas tecnologías, inesperados sitios arqueológicos, estatuas y objetos raros de cuevas y lugares inaccesibles en la selva y cordillera andina emergen de las arenas del olvido. Una increíble serie de objetos arqueológicos encontrados en México es una clara prueba de la existencia de una remota cultura pre-maya, escondida en el tiempo y olvidada por la humanidad.

Las ruinas y objetos que delatan la realidad del contacto extraterrestre

Discos, estatuillas, cuchillos, platos, anillos y colgantes de jade, metal y otras piedras, describen claramente cómo estos antiguos dioses o pueblos ancestrales con un alto grado de inteligencia y un profundo estado espiritual de conciencia en conexión con el universo, viajaron en naves espaciales para alcanzar nuestro planeta. Seres con un desarrollo tecnológico consistente, conscientes no sólo de nuestro sistema solar, sino del viaje entre la Tierra y su lugar de origen. Vinieron de otros sistemas solares o galaxias. Tal vez los hallazgos encontrados conciernen a los dioses antiguos con cráneos alargados, presentes en los mitos indígenas de América Central y del Sur.

Varias familias de un pequeño pueblo mexicano en la provincia de Jalisco han coleccionado más de 500 objetos extraordinarios durante unos cincuenta años, con el sueño de introducir al mundo a esta maravillosa cultura cósmica, estableciendo un museo y permitiendo a todos estudiar y observar estos fascinantes objetos.

H. Antoni Carvajal, jefe de proyecto de “El poder real de lo intangible” para Sangredeamerica.org – una organización sin fines de lucro que promueve la memoria histórica y el activismo ideológico, cultural, ecológico y espiritual de los pueblos originarios – desde hace más de veinte años se ha reunido, en diversos lugares ocultos del mundo, con chamanes, tutores espirituales y diversas personas dedicadas al estudio y la investigación de los profundos significados místicos, cosmogónicos y científicos de estos hallazgos. Carvajal dice: “El Sr. Juan Cárdenas es un agricultor, al este de la zona, que ha sido capaz de explorar la zona durante cuarenta años en busca de plantas medicinales; en sus largos paseos a lo largo del tiempo ha encontrado, en lugares de difícil acceso, algunas cuevas y pasadizos secretos entre las montañas rocosas cerca de Ojuelos de Jalisco.

Anuncios

Estos raros testimonios de piedra nos muestran una realidad completamente diferente, incompatible en estilo artístico con las culturas precolombinas de los yacimientos arqueológicos conocidos en el territorio. Juan Cárdenas es quizás la primera persona que, al entrar en contacto con estos objetos, ha mantenido espontáneamente el deseo de comprender y compartir con estudiosos de diferentes orígenes sus hallazgos. Desde un punto de vista espiritual y científico, considera que estos hallazgos contienen un mensaje para toda la humanidad.

Anuncios

Estas esculturas nos abren la mente a la inmensidad del cosmos, recordándonos la necesidad de preservar nuestra especie y de hacernos evolucionar energéticamente en armonía con nuestro mundo. Se confirma la interrelación entre los seres, la naturaleza, la materia tangible y la dimensión invisible. Hay una influencia omnipresente de todo lo que interactúa entre cada objeto inmanente en el universo observable; estas manifestaciones sólo están aparentemente separadas porque cada parte contiene la totalidad, cada parte refleja cada parte individual del resto y la totalidad está oculta en las partes. En pocas palabras, todos somos uno y tenemos el infinito en la palma de la mano, de nosotros depende el despertar de nuestra conciencia individual y colectiva. Las diferentes imágenes contenidas en los numerosos hallazgos representan una advertencia o un incentivo para trascender en el tiempo hacia un ciclo evolutivo superior.

Todos los lugares ceremoniales y pirámides están ubicados en puntos de interacción energética y utilizan el campo geomagnético de la tierra.

Anuncios

Todos los lugares ceremoniales y pirámides están ubicados en puntos de interacción energética y utilizan el campo geomagnético de la tierra. Aztecas, Toltecas, Olmecas, Incas, Mayas: América Central y del Sur son un mosaico ininterrumpido de reinos perdidos, ciudades abandonadas y civilizaciones desaparecidas, ruinas que dejaron sin aliento hasta a los conquistadores españoles. Construcciones de grandes escalones, intrincados bajorrelieves, sofisticados calendarios astronómicos, complejos ritos de momificación y conexión cósmica caracterizan a estas antiguas culturas y parecen traernos de vuelta casi mágicamente a Mesopotamia o Egipto hace miles de años, mostrándonos que en tiempos antiguos en la Tierra han ocurrido verdaderos milagros tecnológicos. Juan Cárdenas es una persona sencilla, respetuosa, con un fuerte sentido de la observación y de la lógica; para él el tema de las “piedras” es algo que hay que tomar en serio, como si fuera sagrado. Lejos de las medias verdades manipuladas por los medios de comunicación euroamericanos y sus sirvientes o por personajes autodidactas, los gurús modernos, las escuelas y las instituciones de la nueva era que han estado alimentando durante años un mercantilismo a veces fraudulento proliferaron con la llegada del 2012.

El nuevo concepto de paleo contacto encuentra por un lado una base real en el conocimiento indígena milenario, por otro lado un enfoque pseudo-científico ampliamente utilizado por algunas personas sin escrúpulos que explotan la creciente inculturación general, las nuevas patologías de la civilización y la falta de identidad espiritual.

Anuncios

Cargando...

¿Te intereso la noticia? Deja tu Comentario: