Extraterrestres de 1.000 exoplanetas cercanos podrían vernos, según un nuevo estudio

1236
John Lear: Ex piloto de la CIA afirma que hay extraterrestres viviendo en la luna
COMPARTIR

A medida que la humanidad aumenta su búsqueda de vida extraterrestre, debemos tener en cuenta que E.T. también podría estar buscándonos a nosotros.

Los astrónomos se esfuerzan por catalogar todos los exoplanetas visibles desde la Tierra, pero ahora dos investigadores han dado la vuelta a la idea para ver qué exoplanetas obtienen a cambio una buena vista de la Tierra.

Resulta que hay 1.004 (y contando) estrellas de la secuencia principal, similares al Sol, con planetas en órbita similares a la Tierra que probablemente tengan la oportunidad de detectar rastros químicos de vida en nuestro propio planeta. Si hay extraterrestres ahí arriba, pueden vernos.

Todas estas estrellas se encuentran a menos de 326 años luz (100 parsecs) de la Tierra, y el estudio se centra primero en los exoplanetas más cercanos.

Para realizar los cálculos se utilizaron datos del catálogo estelar del Satélite de Exploración de Exoplanetas en Tránsito (TESS) de la NASA y del mapa estelar Gaia, y con el tiempo los sistemas estelares que pueden ver la Tierra cambiarán.

“Si los extraterrestres estuvieran ahí fuera buscando, podrían ver signos de una biosfera en la atmósfera de nuestro Punto Azul Pálido”, dice la astrónoma Lisa Kaltenegger, de la Universidad de Cornell. “E incluso podemos ver algunas de las estrellas más brillantes de nuestro cielo nocturno sin prismáticos ni telescopios”.

Para divisar la Tierra, los astrónomos de estos exoplanetas tendrían que utilizar las mismas técnicas que utilizamos para catalogar un objeto lejano: observar el paso de la Tierra por delante del Sol para averiguar la composición de la atmósfera de nuestro planeta, lo que se conoce como observación de tránsito.

La eclíptica de la Tierra, o el plano de la órbita terrestre alrededor del Sol, es crucial para saber qué exoplanetas pueden vernos. Indica a los astrónomos dónde van a estar situados los exoplanetas con una buena vista de la Tierra, es decir, desde qué puntos del espacio profundo nuestra roca giratoria aparecerá como un planeta en tránsito.

Obtener Libro

De las 1.004 estrellas identificadas con zonas potencialmente habitables, 508 ofrecen a sus planetas circundantes una ventana de observación de la Tierra de un mínimo de 10 horas en cada órbita. La mayoría de las estrellas -el 77%- son de tipo M o enanas rojas, las más pequeñas y frías de la secuencia principal.

“Sólo una fracción muy pequeña de exoplanetas se alineará al azar con nuestra línea de visión para que podamos verlos transitar”, dice el físico Joshua Pepper, de la Universidad de Lehigh. “Pero todas las mil estrellas que identificamos en nuestro artículo en la vecindad solar podrían ver a nuestra Tierra transitar por el Sol, llamando su atención”.

El telescopio espacial TESS ya ha demostrado ser fenomenalmente útil desde que entró en funcionamiento en 2018: Ha estado ocupado identificando a nuestros vecinos de al lado en el espacio, y resolviendo misterios sobre los bordes de nuestro Sistema Solar, así como buscando los exoplanetas más parecidos a la Tierra en el cosmos.

Cuando el telescopio espacial James Webb de la NASA se lance finalmente, estudiando el espacio en el espectro infrarrojo, nos dará aún más información sobre la composición de los exoplanetas, los extraterrestres y la historia del universo primitivo.

De momento, los investigadores creen que su trabajo podría servir para acotar la búsqueda de vida extraterrestre en el futuro, por ejemplo, si queremos encontrar exoplanetas que puedan habernos visto a nosotros y nosotros a ellos.

“Si encontráramos un planeta con una biosfera vibrante, nos entraría la curiosidad de saber si hay o no alguien allí mirándonos a nosotros también. Si buscamos vida inteligente en el universo, que pueda encontrarnos y quiera ponerse en contacto, acabamos de crear el mapa estelar de dónde deberíamos mirar primero”, dice Kaltenegger.

COMPARTIR