¿Era Jesús el hijo de un extraterrestre?

706
¿Era Jesús el hijo de un extraterrestre?

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Se puede leer sobre ellos en todos los colores, teorías más o menos imaginativas pero ciertamente fascinantes. Ahora que Zecharia Sitchin está muerto, parece que su investigación sobre los alienígenas Annunaki, su llegada a la Tierra, la existencia de Nibiru y su regreso son absolutamente normales, con un seguimiento de partidarios cada vez más amplio. Sitchin, en sus muchos libros, afirmaba que los Annunaki eran los dioses de la antigüedad, siempre los mismos pero con nombres diferentes: así Osiris, Júpiter, Odín, que bajaron a la Tierra con poderosas armas, entre relámpagos y relámpagos, para enseñar al hombre las técnicas básicas de la evolución.

Además, estos extraterrestres/dioses a menudo se aparearon con mujeres humanas, de las cuales nacieron semidioses como el famoso Hércules, por nombrar sólo uno. Pero la tecnología alienígena también se desarrolló extremadamente en el campo genético, en la manipulación del ADN y la habría usado tanto para modificar la nuestra, haciéndonos lo que somos hoy en día, como para la inseminación artificial con fines científicos.

La Ciudad del Vaticano ocultaría el verdadero origen de Jesús

De una de estas inseminaciones nacería Jesús, el Cristo, el Hijo de Dios, nacido de una madre virgen. Son precisamente las palabras del Evangelio, y especialmente de los Evangelios apócrifos, las que indican las similitudes con las historias de los Annunaki: María visitada por un ser resplandeciente (¿el arcángel Gabriel o un alienígena?) y que se embaraza sin ninguna relación sexual, virgen.

¿Fue la estrella que mostró el camino a los Reyes Magos, trazando un sendero luminoso en el cielo, y luego deteniéndose en el establo donde nació Jesús, una nave? Y Jesús dijo que él era el hijo de Dios, que su reino no era de esta tierra, sino en los cielos altos junto a su Padre.

¿Se refería al Paraíso o al espacio? ¿Podría ser el reino Nibiru? ¿Y podría su padre ser una deidad Annunaki? Si Cristo hubiera nacido por inseminación artificial, habría tenido el ADN de un dios alienígena, y por lo tanto habría sido un semidiós, lo que explicaría sus habilidades, los milagros por ejemplo. La resurrección entonces parecería ser de naturaleza ufológica: la ascensión al cielo.

Jesús, resucitado por la medicina espacial, regresa a casa. En el sepulcro dos seres brillantes advierten a las mujeres que el hijo de Dios ha vuelto a la vida nueva, ha resucitado. Hay representaciones, iconos, de María en la tumba con un extraño objeto volador flotando sobre ella.

La ciudad del Vaticano nos ha mentido sobre el nacimiento de Jesús

¿Una prueba de arte antiguo? Además, los estudiosos que han analizado la Sábana Santa (manteniendo la hipótesis de que representa la imagen de Jesús) afirman que la hoja ha sido expuesta a un fuerte rayo de luz, lo que ha permitido que la imagen quede impresa como una fotografía, y que el cuerpo de Cristo debe haberse disuelto en ninguna parte, ya que no hay manchas ni borrones además de los rasgos que indican que Jesús se levantó y se quitó la Sábana Santa.

¿Quizás una nave alienígena ha recuperado el cuerpo con tecnología avanzada? Las teorías, que harán que los católicos hasta el final se aferren al dogma para no hacerse preguntas, persiguen su piel. No me importa si Jesús era el hijo de Dios o de un dios alienígena, sus palabras y sus enseñanzas fueron importantes. Humano, impostor, dios, semidiós, extraterrestre… ¿qué importa?

Jesús era un ser extraterrestre e incluso el Papa y el Vaticano lo saben

Veamos por qué Jesús podría ser un ser alienígena y también un metamorfo.

Algunas frases de los evangelios canónicos nos hacen reflexionar.

Empecemos con algunas de sus palabras:

8,23 = Tú eres de aquí abajo, yo soy de aquí arriba, tú eres de este mundo, yo no soy de este mundo.
14.2 = En la casa de mi Padre hay muchas moradas. Si no, te lo habría dicho. Voy a preparar un lugar para ti.

Estas frases de un vistazo no nos dicen nada al respecto, pero si las leemos en clave ufológica podríamos dar a ciertos términos un significado muy diferente.

Empecemos con las palabras “allá arriba”, “aquí abajo” y “mundo”. Jesús indudablemente aludió al reino de los cielos porque los cielos son altos y según la religión cristiana existe el reino de Dios. Pero tratemos de transformar las palabras “aquí abajo” en “tierra”, “allá arriba” en “universo” o “espacio” y “mundo” en “planeta”.

En base a esto, la frase del Evangelio sería reescrita de la siguiente manera
8,23 = Ustedes son de la tierra, yo soy del espacio, ustedes son de este planeta, yo no soy de este planeta.

Esta pintura está por el artista flamenco Aert De Gelder y se titula “El bautismo de Cristo”. Fue pintado en 1710 y se cuelga en el Museo Fitzwilliam, de Cambridge.
Un objeto en forma de disco está brillando rayos de luz hacia abajo en Juan el Bautista y Jesús. Esto demuestra una conciencia de OVNIS por el artista en 1710.

14.2 = En la nave de mi Padre hay muchas habitaciones. Si no, te lo habría dicho. Voy a preparar un lugar para ti.
Pasemos ahora a la última frase, que debe interpretarse de la siguiente manera:

Así que estas dos frases leídas en clave ufológica nos dicen que Jesús no sólo dice que no es un terrícola, sino que su padre es dueño de un vehículo espacial e invita a la gente en su medio de transporte a preparar un lugar donde se alojarán sus invitados.

Y ahora pasemos a la resurrección de Jesús. Obviamente está ligado a la muerte por crucifixión, pero tal evento está desprovisto de fenómenos ufológicos, de hecho en este momento no se han encontrado. En contraste con esto, la resurrección muestra aspectos ufológicos notables.

la Virgen María frente a la tumba de su hijo y un extraño objeto volador cuya forma es muy similar a la de los OVNIs modernos.
Forma parte de la Caja Relicario de Madera del Vaticano y reproduce a la Virgen María frente a la tumba de su hijo y un extraño objeto volador cuya forma es muy similar a la de los OVNIs modernos.

Profecía bíblica el Desierto de Israel comienza a florecer, ¿el regreso está cerca?

¿Es posible que la resurrección se haya producido por medio de un platillo volador equipado con una tecnología desconocida capaz de devolver la vida a una persona, y qué hay de los dos ángeles vistos por María en el lugar donde fue colocado el cuerpo de Jesucristo?
11 En vez de eso, María se paró afuera cerca de la tumba y lloró. Mientras lloraba, se inclinó hacia el sepulcro 12 y vio a dos ángeles vestidos con túnicas blancas, uno sentado a un lado de su cabeza y el otro a sus pies, donde el cuerpo de Jesús había sido colocado. 13 Y ellos le dijeron: Mujer, ¿por qué lloras? (Juan 20:11).

Según algunos estudiosos de la ufología y la religión, los ángeles de la Biblia podrían ser extraños.
Por lo tanto, examinando también la resurrección de Jesús desde un punto de vista ufológico, podemos formular la hipótesis de que Jesús fue devuelto a la vida por su raza alienígena con una tecnología capaz de devolverle la vida a una persona. Además, dos posibles extraterrestres custodiaban su tumba cuando volvió a la vida.

Por el momento, estos son los elementos que he examinado y he llegado a la siguiente conclusión:

Si los hechos narrados en la Biblia y en los apócrifos han ocurrido realmente, es muy probable que sean hechos ufológicos que indiquen a Jesucristo más como un híbrido extraño que como un ser divino.

Analicemos ahora el relato de los discípulos de Emaús en Lucas 24, 13-35, el momento se refiere a lo que sucede después de la resurrección.

“Y he aquí, ese mismo día, dos de ellos se dirigían a una aldea a unas siete millas de Jerusalén, llamada Emaús, y hablaban de todo lo que había sucedido.
Mientras hablaban y discutían juntos, Jesús mismo se acercó y caminó con ellos.
Pero sus ojos no pudieron reconocerlo.

Y les dijo: <<<¿Qué son estos discursos que estáis haciendo entre vosotros durante el viaje? >>. Se detuvieron, con cara triste; uno de ellos, llamado Clèopa, le dijo: <<<Tú eres tan extraño en Jerusalén que no sabes lo que te ha pasado en estos días? >>.

Preguntó: <<¿Qué? >>. Le respondieron: <Todo lo que concierne a Jesús de Nazaret, que fue un poderoso profeta en hechos y palabras, delante de Dios y de todo el pueblo, como los sumos sacerdotes y nuestros líderes lo dieron para condenarlo a muerte y luego lo crucificaron. Esperábamos que liberara a Israel; han pasado tres días desde que ocurrieron estas cosas. Pero algunas de nuestras mujeres nos han dado la vuelta; habiendo ido al sepulcro por la mañana, y no habiendo encontrado su cuerpo, han venido a decirnos que también han tenido una visión de ángeles, que dicen que está vivo. Algunos de los nuestros fueron a la tumba y encontraron, como las mujeres habían dicho, pero él no lo vio.

Y les dijo: << <Caracoles y tardíos de corazón en creer en la palabra de los profetas! ¿No tuvo que soportar Cristo estos sufrimientos para entrar en su gloria?

Y comenzando con Moisés y todos los profetas, les explicó en todas las Escrituras lo que se refería a él.

Cuando estaban cerca de la aldea a la que se dirigían, hizo como si fuera a ir más lejos. Pero ellos insistieron: <<< Quédate con nosotros porque la tarde está llegando y el día ya está empezando a declinar>>. Entró para quedarse con ellos.

Cuando estaba a la mesa con ellos, tomó el pan, dijo la bendición, lo partió y se lo dio.
Entonces se les abrieron los ojos y lo reconocieron. Pero desapareció de su vista.

Y se decían unos a otros: “¿No ardían nuestros corazones en el pecho mientras nos hablaba por el camino, cuando nos explicaba las Escrituras?

Y partieron sin demora y volvieron a Jerusalén, donde encontraron a los Once y a los otros que estaban con ellos, reunidos y dijeron: < <El Señor realmente se levantó y se apareció a Simón>>.

Luego contaron lo que había sucedido en el camino y cómo lo habían reconocido al partir el pan.

¿Cómo es posible que los discípulos no reconozcan su fisonomía? los discípulos conocían bien a su maestro, lo veían todos los días, pero cuando Jesús se acerca, no lo reconocen. Este es el hecho.

Pero un descubrimiento, en mi opinión, por diferentes caminos, nos acerca a la verdad.
Según las escrituras egipcias, Jesús podía ser invisible y cambiar su forma.

Un manuscrito egipcio de hace 1200 años escrito en copto, cuenta la historia de la crucifixión con giros increíbles – incluyendo la revelación de que Jesús podría cambiar de apariencia a su gusto.

La traducción del copto original fue revelada por primera vez en el nuevo libro de Roelof van den Broek, Profesor Emérito de Historia Cristiana de la Universidad de Utrecht en los Países Bajos.

La afirmación del antiguo texto iluminado explica por qué Judas usó un beso para traicionar a Jesús, ya que el Mesías cristiano tenía la capacidad de transformar su apariencia.
Argumenta que Jesús pasó su última cena con el hombre que ordenó su ejecución, el prefecto romano Poncio Pilato, quien, según se dice, ofreció sacrificar a su propio hijo en lugar de Jesús.

El manuscrito también desafía el tiempo de los eventos alrededor de la Pascua al colocar el martes como el día del arresto de Jesús en lugar de la noche canónicamente acordada del jueves.

En la historia comúnmente aceptada de la Biblia se afirma que el apóstol Judas acepta traicionar a Jesús a cambio de dinero, y luego lo besó para revelar su identidad.
El texto descifrado explica que, lejos de ser un signo de afecto o culpa, el beso de Judas fue la manera de `evitar cualquier confusión que cambie de forma’.

Los judíos le dijeron a Judas: ¿Cómo podemos detenerlo[Jesús], porque no tiene una sola forma, sino que su apariencia cambia? A veces es rubicondo, a veces es blanco, a veces es rojo, a veces es de color trigo, a veces es pálido como ascético, a veces es un joven, a veces es un anciano… ‘ leemos.

Para un hombre que podría caminar sobre el agua, resucitar a los muertos, alimentar a 5.000 personas con un solo trozo de pan y un pez, y convertir el agua en vino, estas habilidades son quizás sorprendentes?

Pero ser un metamorfo no es el único súper poder que se le atribuye a Jesús – también se dice que él podría volverse invisible.
Argumenta que la noche antes de su crucifixión, Jesús cenaría con Poncio Pilato, el prefecto romano que decidió su fin – quien, se dice, ofreció extraordinariamente a su hijo para ser crucificado en lugar del Mesías.

Jesús rechazó la ofrenda, explicando que podría escapar de su destino si quisiera.
Pilato, entonces, miró a Jesús y he aquí que se hizo incorpóreo; no lo vio por mucho tiempo -dice el texto-.

Más tarde esa noche, según el manuscrito, Pilato y su esposa soñaron con un águila que representaba a Jesús muerto.

El increíble texto, está escrito en el nombre de San Cirilo de Jerusalén, aunque, dice el profesor van den Broek, probablemente fue escrito por otra persona.

En esa época fue curada por los monjes del Monasterio de San Miguel en el desierto del noroeste de Egipto, al sur de El Cairo.

El texto fue redescubierto en 1910 y, al año siguiente, fue adquirido junto con otros manuscritos por el rico financiero de Wall Street, JP Morgan.

Las colecciones de Morgan fueron luego donadas al público y ahora se encuentran en la Biblioteca y Museo Morgan de la ciudad de Nueva York.

El nuevo manuscrito ofrece un relato muy diferente de los días y acontecimientos que condujeron a la muerte de Jesús del relato convencional de la Biblia.

El profesor van den Broek dijo a LiveScience que la Biblia ya estaba canonizada en Egipto en el momento en que se escribió el texto, pero que estas historias apócrifas, sin embargo, seguían siendo populares entre los creyentes.

Dijo que no estaba convencido de que el monje que escribió la historia creyera necesariamente en todos los detalles en ella, `pero algunos detalles, como el de la comida de Poncio Pilato con Jesús, creía que podría haber ocurrido realmente.

La gente de esa época, a pesar de tener una buena educación, no tenía una actitud crítica histórica”, añadió. Los milagros eran totalmente posibles, y ¿por qué no iba a ser verdad una vieja historia?

El libro del profesor van den Broek, Pseudo-Cirillo de Jerusalén, sobre la vida y la Pasión de Cristo, fue publicado por Brill.