Arqueologia prohibida cultura maya recibió fuerte influencia alienígena

8685

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Desde la llegada del conquistador europeo a tierras americanas el mundo pudo conocer el gran desarrollo que exhibían algunas civilizaciones del “nuevo continente”, el cual se fundamentó esencialmente en su gran comprensión del universo y en el conocimiento que tenían sobre el mundo alienígena, tal como ha sido demostrado por la herencia arquitectónica de los mayas, cuyas edificaciones siempre guardaron una estrecha relación con los astros, planetas y constelaciones del cosmos de una forma tan exacta que solo pudieron ser erigidas o inspiradas por quienes conocieron personalmente el espacio exterior, lo que ha demostrado de forma contundente que dichos aborígenes recibieron una fuerte influencia extraterrestre.

Anuncios

¿Se ha encontrado realmente evidencia de la presencia de criaturas extraterrestres en la Tierra en América Latina? O simplemente, en esta parte del mundo, ¿hay alguien que esté inventando y falsificando hábilmente hallazgos extraordinarios para venderlos como reales a expertos y entusiastas? Preguntas legítimas, después del descubrimiento hace unos meses de esas momias absolutamente anómalas en Perú y a la luz de las extrañas esculturas rupestres encontradas la primavera pasada en México y rebautizadas como “las piedras del primer encuentro”.

¿La civilización maya se reunió y tuvo contactos con alienígenas? Suena a ciencia ficción, pero eso es lo que algunos expertos creen que se puede deducir de una serie de grabados encontrados recientemente en México.

Anuncios

Se remontan, de hecho, a la época de los mayas. En algunas piedras de jade hay seres grabados con rasgos humanoides, con grandes cabezas, grandes ojos y tres dedos en las manos y los pies, verdaderos extraterrestres como los imaginamos en nuestro tiempo.

Por si fuera poco, en algunas imágenes vemos personas en contacto con estos humanoides, lo que podría significar que la población maya había tenido contacto con los supuestos extraterrestres.

Anuncios

Incluso, en una imagen parecería ver una nave con un extraterrestre dentro, y el anclaje en tierra.

Anuncios

Las inscripciones e imágenes, en términos técnicos petroglifos, son muy antiguas, aunque aparezcan en buen estado de conservación. Por lo tanto, no se dice que lo que se interpreta ahora es real, y que los mayas realmente querían indicar a los extraterrestres. La estilización de las mismas, es cierto, parece similar a la forma en que están representadas hoy en día, pero vale la pena observar cómo en el arte y las representaciones, crudas pero muy útiles en términos históricos, de los siglos pasados tal vez no lo sepamos todo todavía. Los significados, por lo tanto, podrían ser múltiples y no tener nada que ver con una reunión de extraterrestres.

De hecho, la pregunta sería: ¿qué les pasó? Si realmente existieron y conocieron a los mayas en la Tierra, ¿cómo es que nunca más llegaron a nuestro planeta?

Anuncios

Las cuevas están ubicadas en la frontera entre las ciudades de Veracruz y Puebla. Según las leyendas locales -cuentan la historia de los sitios en español- entre estas gargantas, a las que se accede después de una ardua caminata entre los arbustos, se escondería o quedaría varada una nave espacial extraterrestre. Intrigados por estos rumores, algunos cazadores de tesoros mexicanos pertenecientes a los grupos JAC Detector y Master Detector se han puesto en camino en busca del mítico lugar. Y por casualidad se encontraron -dicen- con el descubrimiento que podría cambiar la historia.

Cuando estaban a punto de rendirse, decepcionados por no haber encontrado nada interesante, uno de ellos cayó en un arroyo. Mientras otros le ayudaban, encontraron una piedra en el barro decorada con imágenes de naves espaciales y criaturas de otros mundos. Desde allí, volvieron a las cuevas cubiertas de grabados asombrosos. Una en particular mostraría el encuentro entre un extraterrestre con la clásica apariencia de “Gris” (cabeza grande y ojos alargados) y un gobernante prehispánico de la cultura (maya o azteca) en el acto de intercambiar -parece- una planta de maíz.

Anuncios

Para los investigadores, esta sería la prueba inequívoca del contacto que tuvo lugar, en la antigüedad, entre una civilización alienígena que llegó a nuestro planeta y la gente que vivía en México en ese momento. En una de las tres cuevas, los cazadores de tesoros también encontrarán metal que creen que es oro. Obviamente, su descubrimiento no ha recibido la menor consideración del mundo académico, de hecho, el Instituto Nacional de Antropología e Historia de México se ha expresado en términos muy escépticos.

Descubrimiento alucinante

Recientemente un equipo explorador conformado por arqueólogos y ufólogos provenientes de diferentes naciones europeas, llegaron a México superando un montón de trabas burocráticas y alegando ser turistas, para que finalmente les permitieran la entrada, dado que las autoridades han levantado diferentes alertas para obstaculizar el libre tránsito internacional de profesionales interesados en investigar misterios ancestrales.

Los científicos se dirigieron a la península de Yucatán, al corazón del mundo maya, sin embargo, no se detuvieron en los parajes turísticos donde unos agentes entrenados del gobierno les cuentan a los visitantes su versión tergiversada de la historia, sino que decidieron adentrarse en la selva de Quintana Roo donde pudieron realizar sus propias investigaciones directamente de la fuente original.

Anuncios

En medio de la expedición encontrándose en medio de espesa selva tropical mexicana, repentinamente visualizaron un resplandor que llamó poderosamente la atención del grupo, inmediatamente se percataron que el brillo provenía del interior de una pequeña caverna formada por escombros, por lo que decidieron entrar con suma cautela.

Ya en el interior pudieron apreciar los restos de una extraña criatura, en óptimo estado de conservación, atrapada bajo una enorme roca. La misma medía alrededor de 1,30 m de estatura y poseía un gran cerebro de tamaño desproporcionado al resto del cuerpo, además emitía un brillo constante dado que la gran energía lumínica que irradiaba era de su interior.

Probablemente este extraterrestre murió a causa de un terremoto ocurrido mientras trabajaba en la construcción de esta edificación ancestral, perteneciente a la civilización maya, lo que demuestra fehacientemente que los alienígenas trabajaron de la mano con los miembros de esta raza de aborígenes.

Las autoridades han censurado la divulgación de imágenes y mayores evidencias de este alucinante descubrimiento, por lo tanto contamos contigo para la difusión de este artículo en todas tus redes sociales y de esta forma muchas otras personas puedan conocer esta reveladora información.