Las terribles revelaciones de lo que escondía la TV de los 80’s

4024
Programa de tv pederasta 3

Para nadie es un secreto que los medios de comunicación masivos, específicamente la TV han ejercido una enorme influencia sobre la conformación de nuestra sociedad. Desde su aparición este medio se ha convertido en una herramienta para moldear el carácter de nuestros niños y generar transformaciones sociales a gran escala, según los intereses de las élites dominantes. En este orden de ideas en el siguiente material podremos apreciar como la programación televisiva de los 80’s, fue manchada con el oprobio de la pederastia, puesto que emitían mensajes subliminales dirigidos a los niños incitando este tipo de acciones.

Un ejemplo claro de las oscuras intenciones de la TV de los 80’s

Lo que parecía un divertido programa de concursos dirigido exclusivamente al público infantil, escondía las más retorcidas perversiones y claras inclinaciones hacia la pederastia por parte de los anfitriones y productores del canal. Estamos hablando del exitoso magazine infantil canadiense llamado “Al igual que mamá” que se transmitió en una decena de países durante la década de los 80’s.

Programa-de-tv-pederasta Las terribles revelaciones de lo que escondía la TV de los 80’s

En la primera temporada del show todo estaba cargado de inocencia y buenas lecciones para los menores, sin embargo en algún momento de su extenso repertorio que en total tuvo 595 episodios, las cosas se tornaron realmente extrañas pero ya el público se encontraba tan enajenado frente a la pantalla que en principio apenas lo notaron.

La lógica del concurso era sencilla y resultaba muy divertida para padres e hijos, ya que durante el show jugaban en equipo en una actividad que consistía en que el presentador les hacía las mismas preguntas a padres e hijos sin que estos pudieran conocer las respuestas de su compañero, las duplas de padres e hijos que tuvieran el mayor número de respuestas coincidentes resultaban ganadoras.

Hasta este punto todo lucía normal y entretenido, no obstante las actitudes del conductor así como su forma de dirigirse en privado a los niños dejaba mucho que desear. Cuando los niños hacían algo aprobado por el conductor este los felicitaba con un beso en la boca, un gesto mediante el cual enviaba un claro mensaje a toda su audiencia.

Anuncios

Repercusiones de estos mensajes subliminales en los niños

Sí los niños desde temprana edad se acostumbran a ver estas acciones como normales, resulta muy probable que cuando sean adultos se conviertan en multiplicadores de este comportamiento y hasta pueden llegar a creer en esa falacia pederasta de que los niños deben tener la libertad de amar sexualmente a quien les plazca, aun cuando en realidad no tienen edad para saber eso.

Programa-de-tv-pederasta-2 Las terribles revelaciones de lo que escondía la TV de los 80’s

En la práctica la TV de los 80’s se convirtió con este tipo de programas en el arma predilecta de los depredadores de menores, quienes vieron una oportunidad en la emoción que despertó inicialmente este medio en las multitudes y en que las personas comenzaron a aceptar todo lo que salía del televisor como correcto sin detenerse a cuestionar absolutamente nada.

Cuando un niño se sentía intimidado o presentaba algún tipo de resistencia frente al sobrepasado comportamiento de los conductores, estos inmediatamente lo eliminaban del concurso insinuando de forma disimulada que no se encontraba apto para los retos de la TV.

Con este proceder marcaban una línea entre lo bueno y lo malo, entre el comportamiento aceptable y el reprobable desde el punto de vista de la televisión. Con esto le indicaban a nuestros niños de forma subliminal que lo correcto era dejarse besar, acariciar y abusar para poder ser aceptado en el medio y eventualmente llegar a ser una estrella.

Seguramente esto pudo marcar una tendencia en un público que resultó ser muy crédulo y dejó en manos de la TV de los 80’ la responsabilidad de formar a sus hijos, resultando en una generación que bien pudo haber tenido sus principios y valores distorsionados, lo que ha dado pie a tantos casos de pederastia en tiempos recientes.

Debemos estar muy atentos a lo que reciben nuestros niños a través de los medios de comunicación, ellos son nuestra responsabilidad y no podemos delegar su formación en ningún programa televiso, muchos de los cuales ocultan tenebrosas intenciones dirigidas por las élites que se esconden detrás del telón.

Luego de recibir esta valiosa información te encomendamos la importante misión de compartirla en todas tus redes para que tus amigos también estén enterados de esta terrible realidad.

Anuncios
Loading...
Anuncios

¿Te intereso la noticia? Deja tu Comentario: