El Mito de los ocho soles

764

Según la mitología de Laos, en el principio, existían ocho soles que irradiaban la tierra con una luz enceguecedora y un calor tan intenso que secaba las aguas y marchitaba los campos. Los hombres veían que ocho soles eran demasiados para la tierra por lo que acordaron que debían deshacerse de algunos de ellos. Convinieron que uno solo de los soles bastaba para que la vida en la tierra fuera posible y que debían apagar los otros siete, sólo tenían un problema, no sabían cómo hacerlo.

Tuvieron la idea de intentar asustar a los soles para que estos se apagaran, recurrieron entonces a un poderoso arquero y le pidieron que disparara una flecha hacia uno de los soles, y para su sorpresa este se apagó, la idea había funcionado. Así el arquero fue disparando a cada uno de los soles, los cuales al igual que el primero se apagaban por el miedo, pero en su emoción el arquero disparó al octavo sol, este se apagó y sumió a la tierra en una fría oscuridad.

gallo-le-canta-al-sol El Mito de los ocho soles

Anuncios

Ahora era el frío que no permitía el cultivo, y la falta de la preciada luz entristecía a los hombres, llenandolos de melancolía y desesperación. Necesitaban encender de nuevo uno de los soles, pero ahora estos temían a los hombres. Debían idear un nuevo plan,
fué entonces cuando tras un nuevo consenso decidieron acudir a los animales por ayuda, estos debian uno a uno intentar llamar a alguno de los soles.

Primero fue la vaca, con un fuerte mugido intentó traer al sol pero nada pasó. Luego fue el tigre con un gran rugido, pero igualmente fracasó. Se percataron entonces que las grandes criaturas no tenían efecto alguno por lo que decidieron probar con algunas más pequeñas, estas eran las aves. Pasaron unas cuantas sin lograr nada , pero algo diferente sucedió con el búho, una esfera menor y menos luminosa apareció, fue así como surgió la luna.

Casi agotadas las criaturas, llegó el turno del gallo quien cantó por primera vez y un sutil brillo se asomó en el horizonte, cantó entonces varias veces hasta que se alzó en el cielo uno de los soles, que había vuelto a iluminar todos los rincones de la tierra. Desde entonces, el gallo canta todos los días hasta que regresa el sol.

Comparte en tus redes sociales.


Loading...

¿Te intereso la noticia? Deja tu Comentario: