Leyenda sobre la imaginaria tierra de Cucaña

415

La mente humana, al igual que el universo, es infinita y puede ser que no tenga límites, la leyenda de Cucaña comienza en los inicios de la Edad Moderna, a partir del principio del siglo XVI, donde surgió la creencia sobre la existencia de un país hermoso con comida en abundancia y donde no existía trabajo alguno, una tierra paradisíaca para quienes trabajaban sin cesar y no tenían lo suficiente para comer. Este país se llamaba Cucaña, aunque también era conocido como Jauja o Luilekkerland.

Cucaña, ¿realidad o fantasía?

Se dice que en ese país no existían las preocupaciones o responsabilidad, era un paraíso para disfrutar todo tipo de lujos y manjares sin necesidad de realizar algún tipo de esfuerzo. La forma de entrar al país de Cucaña era a través de un túnel que se encontraba dentro de una enorme montaña de “papilla”, dicen que el país tiene largos ríos, unos con agua sabor a vino y otros con sabor a leche, además de montañas hechas de queso y árboles que en vez de frutos, daban pasteles y dulces para ser arrancados desde sus ramas.

Luilekkerland Leyenda sobre la imaginaria tierra de Cucaña

Anuncios

No es difícil de imaginar que una leyenda así surgiese dentro de la sociedad medieval que era oprimida y castigada, especialmente por el hambre, las enfermedades y la miseria causada por pésimos monarcas. La vida en Cucaña no limita los excesos gastronómicos, ni tampoco los largos periodos de tiempo de descanso para hacer la digestión. Dicen que cualquier persona que logre conseguir la entrada puede acceder a ella, no hay ningún tipo de distinción o prejuicio, siendo esto una evidente alusión de que el hambre y la ociosidad son comunes en todas las personas.

Las teorías sugieren que el mito de Cucaña se originó en la región francesa de Lauragais, ésta era la principal productora en Europa en el siglo XV y XVI, en ella había una planta muy codiciada llamada “Isatis tinctoria” y era asociada a la prosperidad, en Francia era conocida como “cocagnes”.

Cucaña no es la única leyenda sobre una ciudad así, existe el caso de Jauja en Perú, se dice que era una ciudad Inca que se dedicaba a acumular riquezas, especialmente alimentos, ésta fue conquistada por Francisco Pizarro en uno de sus viajes. Jauja se convirtió en sinónimo de riqueza y abundancia, posiblemente ésta sería la base para la creación del mito de Cucaña.

¡Comenta y comparte en tus redes sociales!

Anuncios
Loading...
Anuncios

¿Te intereso la noticia? Deja tu Comentario: