La leyenda de Fergus y el caballo de río

263

Existe una antigua leyenda celta que narra las aventuras de Fergus, él era un gobernante que le encantaba realizar largos periodos de exploración, siempre buscando de recorrer todas las zonas de su hermoso país natal, Irlanda. Así fue que en un día cualquiera, realizando una de sus famosas expediciones, se encontraba por las cercanías del lago Rury y tuvo la mala suerte de encontrarse con una criatura horripilante.

Los enemigos mortales, Fergus y el caballo de río

Los ojos de Fergus estaban totalmente paralizados, estaba visualizando un extraño ser con cuerpo de caballo, su cuerpo quedó petrificado intentado entender el origen de la criatura. Las facciones de nuestro héroe fueron, poco a poco, deformándose dejando en todo su rostro una expresión tensa, vacía y de penuria. El gobernante pudo huir del sitio, pero se percató que su rostro no volvía a la normalidad, por lo que al llegar a su reino ordenó que rompieran u ocultaran todos los espejos, de esta forma nada podrá reflejar su cara marcada.

etPO La leyenda de Fergus y el caballo de río

Fergus y el caballo de río estaban destinados a combatir, mientras más pasaban los años el carácter de Fergus se empezó a convertir sombrío y despectivo. No tenía tolerancia con sus súbditos hasta que en una discusión con una mujer, ésta le exclamó que en vez de descargar su odio en las demás personas, lo hiciera con la horrorosa criatura que tanto él había comentado. Las palabras lo dejaron anonadado y tras reflexionar por un instante, viéndose el rostro durante varios minutos, decidió regresar a buscar a la criatura para tomar venganza.

Anuncios

Utilizó la mejor indumentaria, se calzó sus zapatos mágicos y afiló su espada para luego irse al lago Rury. Cuando llegó al lugar montó un campamento improvisado, esperó bastante tiempo para que la bestia se atreviera aparecer, mientras, en su pueblo se comenzaba a percibir una especie de intranquilidad, no sabían el destino de su gobernante, solo sabía que era un asunto de Fergus y el caballo de río que ambos debían resolver en solitario. Hubo un instante en que el lago empezó a tornarse en un color rojo, muchos empezaron a especular que se trataba de la sangre de su querido Rey y que la criatura lo había devorado.

Sin embargo, más tarde ese día Fergus regresó victorioso con la cabeza de la criatura en su mano y su cara había vuelto a la normalidad. Se acercó a sus súbditos y exclamó un grito de orgullo para demostrar que se encontraba más vivo que nunca, pero, al momento de pronunciar sus palabras, cayó derrotado en el suelo. Muchos no lo consideran como la muerte digna de un rey, la verdad es que la historia de Fergus y el caballo de río es una de las leyendas que demuestra la valentía que puede tener un hombre, especialmente para enfrentar sus miedos y peores temores, sin duda todos recordarán a Fergus como un rey valeroso, justo y amado por su pueblo.

¡Comparte en tus redes sociales!

Anuncios
Loading...
Anuncios

¿Te intereso la noticia? Deja tu Comentario: