La condena de la Mulánima

1308

Cuenta la leyenda que la historia de la Mulánima ocurrió al norte de Argentina en un pequeño pueblo donde todos se conocían, allí existió una mujer hermosa que poseía bajas pasiones que terminaron rompiendo los límites de la moral de todo el lugar. Se dicen que se llamaba Melania, llegó a tener actos sexuales incestuosos, es decir, tenía relaciones con familiares y hasta con el sacerdote del pueblo. Nunca mostró algún tipo de pudor, sin remordimientos, ni vergüenza.

Mujer-mula La condena de la Mulánima

El cruel destino de la Mulánima

Después de tanto comportamiento obsceno de la joven, éste fue castigado con su transformación en una mula que porta pesadas cadenas, conservó sus ojos de mujer y la empezaron a llamar “mulánima”, por el aspecto parecido a este animal que ahora tenía. Se le condenó a recorrer los cuatro puntos cardinales en su aspecto humilde de animal debido a su indebido comportamiento.

mujer-con-cara-de-mula La condena de la Mulánima

Anuncios

Algunos dicen que tener contacto visual con la mulánima es demasiado peligroso, ya que existe el riesgo de quedar en un encantamiento que nos hará seguir los pasos de la joven durante nuestra vida, realizando los mismos actos que ella hizo. Además, se dice que la criatura puede ser violenta, tratando de atacar a cualquiera que se le acerque, la mulánima se le ha visto viajar por los pueblos y ciudades en los momentos que hay lluvias y tormentas. Se le reconoce por sus sonidos escalofriantes que harían temer a la persona más valiente.

De vez en cuando se detiene en las puertas de las iglesias para luego dar media vuelta y seguir con su camino infinito. A lo mejor esta leyenda tenga un origen basado en el cristianismo, el cual trata de señalar los peligros de la vida adultera y llena de lujuria. A pesar que otras personas cometieron el mismo pecado con ella, solo la mulánima es castigada debido a su falta de arrepentimiento, cosa que es destacada en todas las versiones de esta trágica historia. Hoy en día suele pensarse como un relato injusto o machista, sin embargo, enseña que el hecho de no arrepentirse de las cosas malas que se hacen, puede conllevar a los peores castigos.

¡Comparte en tus redes sociales!


Loading...

¿Te intereso la noticia? Deja tu Comentario: