La verdadera identidad de Moises, resultó ser Akhenaton

24285

Según la tradición cristiana basada en la Biblia, Moisés fue un patriarca hebreo criado desde su nacimiento por la familia real de Egipto, una vez que se hizo adulto se rebeló contra el poder del faraón y con la ayuda de Dios liberó a su pueblo de la esclavitud. Sin embargo, más allá del texto bíblico no existen mayores referencias bibliográficas que certifiquen estos hechos, pero a su vez hemos tenido oportunidad de leer obras de reconocidos historiadores, que abordan a este personaje desde otro ángulo revelando que la verdadera identidad de Moisés fue Akhenaton.

akenaton-thumb La verdadera identidad de Moises, resultó ser Akhenaton

Basándonos en nuevas evidencias recabadas por la biblioteca de El Cairo y el instituto de investigaciones arqueológicas, podemos afirmar que el verdadero Moisés pudo tratarse de un descendiente directo de los anunnaki, específicamente del ancestral dios alienígena Atón y que tuvo que mantener su verdadero nombre Akhenaton (que significa el ungido de Atón para gobernar) en secreto, para evitar que la furia del faraón o de sus príncipes se volviera contra él cuando aún era niño, al considerarlo una competencia para el trono egipcio.

moises La verdadera identidad de Moises, resultó ser Akhenaton

Anuncios

Moisés o mejor dicho Akhenaton era el legítimo heredero del trono egipcio, al ser descendiente directo de los dioses alienígenas que fundaron la civilización egipcia hace millones de años, lo que lo convierte en un semidiós integrante del linaje real que recibió el poder directamente de manos de los annunakis, cuando estos abandonaron la tierra para explorar otros mundos.

La línea de sucesión real se vio interrumpida drásticamente por el diluvio universal, dado que en medio del caos se levantó otra dinastía de faraones de simples mortales, que ascendieron al trono de Egipto y se hacían llamar hijos de los dioses, entre los que se encuentran Seti, Ramsés, Tutankamón, entre otros.

aton-3 La verdadera identidad de Moises, resultó ser Akhenaton

Akhenaton representaba una amenaza para esta dinastía de impostores, por lo que al descubrir su verdadero origen quisieron matarlo y este se alzó con gran poder, saqueando a los egipcios y sometiéndolos a toda clase de tribulaciones, para luego liberar a sus esclavos y formar un nuevo reino con ellos como súbditos más allá de las riberas del Nilo.

Queremos saber tu opinión anímate a dejarla plasmada en nuestra sección de comentarios y comparte este artículo en todas tus redes sociales.

Anuncios
Loading...
Anuncios

¿Te intereso la noticia? Deja tu Comentario: