Aterrador: La niña que encerraron por 13 años, estas fueron las consecuencias

9012
encerrada-13-anios-ninia

La historia que les vamos a contar a continuación, es realmente perturbadora y cruel, el hecho de imaginar y sentir tan solo un minuto lo que pudo haber sentido la víctima es estremecedor, la sensación de encierro y desesperación es una de las peores sensaciones humanas y esto fue lo que le ocurrió a esta niña.

Desde el día de nació hasta que cumplió sus 13 años y 7 meses, esta niña fue aislada por su propio padre en un cuarto, donde solo había cuatro paredes, jamás se le permitió conocer lo que era la luz del sol.

Fue la noche del 4 de noviembre de 1970 que la policía de los ángeles, se encontró con una perturbadora y compleja situación familiar, que los dejos sumamente impactados. El caso de una niña que llevaba encerrada más de 13 años.

genie Aterrador: La niña que encerraron por 13 años, estas fueron las consecuenciasAl realizar un primer análisis de su estado, fue más que evidente que esta niña estaba extremadamente desnutrida y apenas podía caminar, tampoco se había podido desarrollar físicamente y no había logrado la capacidad de comunicarse.
Todo comenzó con la desesperación de su propio padre, cuando su médico familiar le dijo que la niña tenía problemas de aprendizaje y posiblemente además una discapacidad intelectual.

genie2 Aterrador: La niña que encerraron por 13 años, estas fueron las consecuenciasSu padre llevo la situación al límite, llegando a pensar que recluyendo a la niña, podría evitar que las autoridades le quitaran a su hija, con el fin de evitar que sea trasladada a una institución para niños con discapacidad. Entonces pensó que era su deber, otorgarle un tratamiento “Casero” con el fin de protegerla de los peligros del mundo exterior. Por lo que decidió ocultarla del mundo en una pequeña habitación de 4 paredes.

A partir de ese momento “Genie” tal como fue bautizada por los propios médicos, comenzó a experimentar los efectos de la soledad. Hasta sus 13 años de edad, Genie no tuvo ningún contacto con el mundo o alguna otra persona además que su padre, se cree que pasaba sus días totalmente encerrada en la habitación, únicamente con un pañal y atada a una silla orinal, y cuando llegaba la noche, su padre la colocaba en algo parecido a una bolsa para dormir, la ataba y la dejaba dentro de una jaula de alambre y maderas.

Anuncios

La niña tenía sumamente prohibido realizar cualquier tipo de ruido o emitir alguno tipo de sonido, en el caso que la niña rompa estas reglas, su padre la golpeaba o la asustaba simulando ser una especie de “bestia” detrás de la puerta. El padre siquiera le enseño a comer o ir por si sola al baño, hasta sus 13 años su comida fueron, cereales y huevos cocidos.

Su habitación era un cuarto totalmente aislado y sin ningún adorno o decoración, tampoco tenía ningún acceso a algún tipo de material didáctico o distracciones como la radio o la televisión.

A la edad de 13 años, esta niña tan solo podía entender 13 palabras, de las cuales en su mayoría, eran palabras muy cortas y negativas como: “Para ya”, “Ya basta” y “NO”.

El hermano de Genie, que también vivía en la casa tenía totalmente prohibido comunicarse con ella. El cuarto de Genie a pesar de estar sellado y con sus ventanas cerradas, tenía un pequeño agujero en la parte superior del techo, lo que permitió que Genie pudiera escuchar la música del piano que un vecino solía tocar, como además los aviones que pasaban, su visión del mundo se reducía a tan solo 5 centímetros de cielo.

Fue hasta el año 1970, cuando la madre de la niña, agotada de los abusos y goles que le efectuaba su marido, logro huir de la casa llevándose a sus hijos y huyendo con su madre. Posteriormente fueron a una oficina de ayuda social, donde la empleada de servicios sociales luego de ser consiente de este caso hizo un aviso urgente a la policía, para que inmediatamente pudieron a la pobre niña en custodia y los padres fueron rápidamente acusados de negligencia y maltrato infantil.

Cuando la policía llega a la casa, se encontró con un panorama muy trágico, el papa de Genie se había suicidado con un disparo en la cabeza. Una vez en el hospital, los médicos pudieron evaluar lo realmente grave de la situación. La niña apenas podía caminar, tenía un alto grado de desnutrición y tampoco tenía ningún tipo de desarrollo muscular a falta de actividad física, tampoco podía hablar y no lograba enfocar objetos a más de tres metros de distancia, a causa del extremo encierro.

La niña evitaba todo el tiempo hacer ruido por temor a ser castigada y si bien los médicos pensaron que la niña jamás podría comunicarse, fue en el año 1972 que la niña pudo comenzar a hablar y decir sus primeras palabras.

De acuerdo a los médicos, ella tenía una capacidad equivalente a la de un niño de 4 años. En la actualidad se sabe muy poco de su vida, lo único que se sabe, es que su madre falleció en el año 2002 y su hermano John fue a la universidad por al menos un año, y ella actualmente se encuentra en un hogar de cuidado para ancianos ubicado en Los Ángeles.


Loading...

¿Te intereso la noticia? Deja tu Comentario: