Impresionante hallazgo arqueológico demuestra que la Torre de Babel existió

1696

Sin duda alguna la Biblia es un texto controversial, es el libro más leído del mundo y la humanidad entera tiene opiniones encontradas sobre la valoración de las ideas allí escritas. Existen muchos que consideran que se trata de la palabra de Dios, otros que le dan relativa importancia como un valioso documento de referencia histórica, y también hay quienes descalifican por completo las escrituras bíblicas, por considerarlas un cúmulo de mitos y falacias.

A todas estas no sabemos cual es tu posición con respecto a este tema, sin embargo, lo que sí podemos afirmar es que un hallazgo arqueológico reciente ha confirmado que al menos la historia de la Torre de Babel registrada en la Biblia es cierta.

Torre-de-babel-babilonia Impresionante hallazgo arqueológico demuestra que la Torre de Babel existió

En los estudios de la evolución lingüística y la formación de los diferentes idiomas de la humanidad, existe una teoría que indica que en algún tiempo remoto toda la población humana se comunicaba con una sola lengua primitiva. En principio este planteamiento concuerda con el testimonio bíblico, el cual indica que en el principio la tierra fue habitada por una raza de gigantes, con una avanzada capacidad intelectual que se caracterizaban por hablar todos un solo idioma, pero en algún momento al ver que Dios ya no se comunicaba con ellos, decidieron hacer la Torre de Babel la cual según el proyecto iba a ser tan alta como el cielo, para poder subir a ella y llegar hasta donde está Dios.

Continúa diciendo la Biblia que esta acción desafiante de la humanidad para con su creador hizo encender la ira de Dios, y por esta razón decidió confundir sus lenguas para que así no pudieran comunicarse y de esta forma se detuviera la construcción de la Torre de Babel, precisamente eso ocurrió. Según el relato bíblico cada hombre comenzó a hablar un idioma distinto, lo cual dio origen a una enorme confusión, por lo que procedieron a dispersarse por toda la tierra y cada quien formó su propio pueblo, con su propia cultura e idioma.

Hasta hace poco esa versión de los hechos era considerada por los investigadores y hombres de ciencia, como un mito propio de la comprensión limitada de los autores bíblicos, no obstante Andrew George profesor de la cultura babilónica en la Universidad de Londres, ha realizado un descubrimiento que definitivamente ha revolucionado el mundo científico y ha llevado a esa comunidad a replantearse muchos de sus criterios respecto al canon bíblico.

Anuncios

Andrew George descubrió dos tablillas de arcilla que datan de hace miles de años y pertenecen a la antigua Babilonia (actualmente Irak), en la primera está inscrito nada menos que el decreto real que ordena la construcción de la Torre de Babel, lo cual constituye una evidencia muy fuerte e incuestionable de la veracidad, al menos de esta porción de la Biblia, que muchos consideraban absurda.

Tablilla-torre-de-babel Impresionante hallazgo arqueológico demuestra que la Torre de Babel existió

En la misma tabla aparecen las motivaciones del decreto, las cuales coinciden de forma exacta con las expresadas en la Biblia, donde se indica que el objeto de la Torre de Babel era subirse a ella para llegar al cielo donde está Dios. Y por si esto fuese poco en la segunda tabla encontrada por George, se puede apreciar el diseño de la edificación la cual sería una majestuosa estructura en forma triangular, enclavada en el corazón del Golfo Pérsico cuna de una de las civilizaciones más avanzadas de la antigüedad y capital de uno de los imperios más poderosos de la historia.

Así como este han ocurrido diversos descubrimientos científicos que confirman la veracidad del texto bíblico, tales como fósiles de gigantescas ballenas en lugares donde se supone no ha llegado el mar jamás, lo que confirma la ocurrencia de un diluvio universal, o restos de civilizaciones como Sodoma y Gomorra que los científicos consideraban que se trataban de invenciones bíblicas, pero que posteriormente la evidencia recabada ha demostrado que fueron reales.

Estas aseveraciones y hallazgos recientes nos llevan a preguntarnos ¿Cuánto de la Biblia es real y cuánto es ficción? ¿Es la Biblia la palabra de Dios, un libro de historia o el texto fundamental de una serie de mitologías milenarias?

Vale decir que también existe la posibilidad de que los mencionados descubrimientos no sean auténticos, que solo sean una treta de la iglesia para recuperar la confianza de las personas en la Biblia y de esta forma reforzar su posición de poder como máximos intérpretes del texto sagrado.

No te puedes quedar por fuera de este apasionante debate, te invitamos a compartir tu punto de vista en nuestra sección de comentarios y a difundir el presente artículo en todas tus redes para que tus amigos se unan a la discusión.

Anuncios
Loading...

¿Te intereso la noticia? Deja tu Comentario: