Los Hashshashin, secta maldita adoradores de la muerte

1309

Tal como está registrado en la historia poco tiempo después de la muerte del profeta Mahoma, se desató una guerra civil que provocó múltiples divisiones en el mundo árabe, dado que varias facciones se consideraban con derecho a reclamar el trono, pero solo una fue capaz de pervertir la fe adhiriéndose a cultos extraños, mediante los cuales usaban rituales ocultistas como arma política, se convirtieron en adoradores de la santa muerte y le clamaban para que esta les entregara a sus enemigos. Desde entonces este tenebroso clan denominado los hashshashin es considerado una secta maldita entre los musulmanes.

Hashshashin Los Hashshashin, secta maldita adoradores de la muerte

La perversión de la guerra santa

Los hashshashin se han caracterizado por ser capaces de cualquier cosa, con tal de alcanzar sus objetivos militares y políticos, por lo que su comportamiento durante la denominada guerra santa fue particularmente abominable, dado que mientras todas las facciones en pugna proclamaban luchar en nombre del islam, con el fin de imponer su interpretación del Corán y su forma de practicar la religión, a estos solo les interesaba aplastar a sus adversarios con el propósito de satisfacer su avaricia de poder y riquezas.

Anuncios

Siguiendo este patrón de conducta, los hashshashin se aferraron obstinadamente al culto de la santa muerte, de hecho llegaron a contratar a los más poderosos sacerdotes de magia negra del mundo, quienes les exigían la realización de cultos satánicos y sacrificios humanos, en sitios sagrados del islam para satisfacer los requerimientos de la santa muerte, profanando de esta manera las enseñanzas del profeta Mahoma y ofendiendo a todo el mundo árabe.

guerra-santa Los Hashshashin, secta maldita adoradores de la muerteTan es así que los miembros de esta secta tuvieron la osadía de no respetar las treguas de la guerra, durante el mes de la importante festividad musulmana del Ramadán, sino que procedieron en más de una ocasión a atacar a sus adversarios a traición, mientras estos se encontraban en ayuno y penitencias, solo para satisfacer su instinto asesino y los requerimientos de su diosa, la muerte.

Debido a estas perversiones, aunadas a otras atrocidades cometidas por los hashshashin, se ganaron el odio del resto de las comunidades arábigas, quienes se unieron con el solo fin de aniquilarlos, pero algunos grupos reducidos lograron sobrevivir y constituyen los ancestros de los comandantes de organizaciones terroristas como Boko Haram, Al Qaeda y el autoproclamado Estado Islámico.

Te invitamos a compartir el presente artículo en tus redes sociales, para que tus amigos también disfruten de estos interesantes datos históricos colmados de misterios.

Anuncios
Loading...
Anuncios

¿Te intereso la noticia? Deja tu Comentario: