Visiones de campos electromagnéticos, desarrollo de sentidos extrasensoriales

480

Sabemos que todos los humanos tenemos una realidad conjunta, la gran mayoría vemos y observamos las mismas cosas, quizás no desde el mismo punto de vista, pero nuestros ojos pueden ver los mismos objetos, animales y tonalidades. Sin embargo, hay un porcentaje minoritario de sujetos que pueden percibir cosas más allá de la capacidad de una persona promedio. Hablamos de los campos electromagnéticos, colores e incluso “auras” que no todos son capaces de comprender.

Son casos parecidos a los de los animales, específicamente los de caza y emigrantes. Aquellos que pueden detectar mediante sus sentidos a otro animal o ente, pueden seguir sus movimientos y percibir emociones como el miedo. Algunos sujetos alegan poder ver el aura de todos, también comentan que esta energía tiene un color específico dependiendo de las intenciones que tenga la persona observada.

sexto-sentido-tercer-ojo Visiones de campos electromagnéticos, desarrollo de sentidos extrasensoriales

Anuncios

Ahora, analicemos exactamente nuestras capacidades. A pesar de que somos los seres más desarrollados de nuestro planeta, seguimos siendo un enigma cuando de nuestra percepción se trata. ¿Es posible que el ojo humano vea más allá de lo que la sociedad y la ciencia nos han explicado? Quizás sí, incluso puede que nuestra realidad no sea la única existente.

Puede que nuestros ojos perciban mucho más que tonalidades. Si tocamos el tema paranormal, algunas personas han logrado observar sombras o siluetas de seres que no están físicamente en nuestro plano, eso es un claro ejemplo de que podemos ver mucho más de lo permitido por nosotros mismos. Asimismo ocurre con el resto de nuestros sentidos, cuando nos sentimos alerta de la nada o no tenemos confianza en alguien particular ¿Cómo podemos tener esas sensaciones sin siquiera conocer al sujeto?

Algo parecido sucede con los perros y gatos, quienes tienen la capacidad de observar, oler y escuchar cosas que nosotros, o la mayoría al menos, no podemos siquiera percibir. Son incógnitas que aún la ciencia no ha podido contestar. Quizás nos expliquen cómo sucede, pero no porque se origina.

Comparte este contenido en tus redes sociales y déjanos tus inquietudes en los comentarios.


Loading...

¿Te intereso la noticia? Deja tu Comentario: