Conoce los secretos escondidos en los símbolos de la alquimia

1470
Anuncios

La alquimia encierra un conocimiento del que todos hemos oído alguna vez, pues, de hecho, es la simiente de la química como ciencia de nuestra era; al hablar de esta protociencia, tocamos temas de fundamento como la búsqueda de la piedra filosofal, que es el elixir de la vida eterna y un material que convertía el plomo en oro.

Pero algo que los historiadores no cuentan es la filosofía detrás de todos estos fundamentos y el conocimiento que rodea aquellos símbolos, que supuestamente eran usados únicamente para identificar materiales y elementos.

Uno de estos símbolos era el utilizado para identificar el antimonio, que tiene también un significado de cara al alquimista. Este significado tiene que ver con el instinto animal que viene del interior del humano racional.

También simboliza la fuerza interior y mediante ella, los alquimistas invocaban esta energía pues su transmisión era importante para la transmutación de materia que se hacía en cada una de las sesiones.

Otro de estos elementos es el Arsénico, que como sabemos, es un elemento venenoso pero que, para los alquimistas, tenía un significado contrario: el de sanación. La sanación a los que los alquimistas se referían, no era contra la enfermedad o en beneficio del organismo sino la sanación mental.

El tercer elemento mencionable es el cobre, que representaba el amor y la concordia y estaba asociada a la diosa Venus por su color y sus propiedades. El cobre de hecho, tenía un papel fundamental en las sesiones de transmutación, pues eran fuente de fuerza alquímica que debía combinarse con la energía interior canalizada desde el interior de cada alquimista.

Por último, el último elemento a mencionar es el magnesio, del que se veneraba su característica de combustión imparable. La imposibilidad de apagar el magnesio cuando comenzaba a arder, simbolizaba el alma infinita y la eternidad.

 

Anuncios
Loading...

¿Te intereso la noticia? Deja tu Comentario: