¿Cuál es el misterio tras las muertes de los investigadores de Ovnis?

1095

No es de extrañar que después de grandes estudios e investigaciones realizados por varios de los más famosos ufólogos y científicos de la historia, algo o alguien quisiera eliminarlos de su camino, después de todo, se supone que el fenómeno Ovni no existe, o es eso lo que nos quieren hacer creer los gobiernos del mundo, sobre todo el de los Estados Unidos, el cual ha sido acusado desde hace muchísimos años de participar y trabajar mano a mano con extraterrestres de diferentes razas.

Sea lo que sea que estas personas hayan descubierto, tuvo que haber sido demasiado fuerte e importante para el mundo, porque no se puede explicar cómo unos sujetos tan enérgicos y llenos de emoción por resolver el misterio ovni, de la noche a la mañana aparezcan muertos y que, casualmente, la mayoría tengan la misma forma de muerte, el suicidio.

Una de las muertes más impactantes, aunque el mismo ya lo había dicho y advertido en muchas de sus conferencias, fue la de el geólogo y experto en explosivos, Phil Schneider, quien alegó que en una de sus misiones en Dulce, Nuevo México, hubo un incidente con tiroteos entre los técnicos y seres extraterrestres que trabajaban con ellos en la base, por lo que terminó siendo impactado por un rayo proveniente de una de las armas de los grises. Luego de eso, recorrió los Estados Unidos para brindar conferencias y advertirles a todos que no estábamos solos y que pronto le matarían por revelar la verdad. El 17 de junio de 1996, fue encontrado muerto en su casa.

Anuncios

Lo mismo ocurrió con ufólogos, científicos y agentes como James E. McDonald, Ron Rummel, Roger Hill y James Forrestal. Sin embargo, hay otros investigadores de los fenómenos ovnis de los cuales no se sabe si murieron o siguen vivos, pero esto no se debe a falta de información, sino que estos desaparecieron misteriosamente y hasta la fecha, nadie más supo de ellos. En esta categoría de desapariciones tenemos al investigador Paul Schliemann.

La ausencia de James R. Wolfe también se hizo notar justo después de haber investigado lo suficiente acerca de la muerte Morris Jessup, otro ufólogo que murió por causas desconocidas, pero según Wolfe, este habría sido asesinado y él tenía pruebas, lamentablemente nunca salieron a la luz, porque él, de la noche a la mañana, no volvió a aparecer nunca más.

Como estos que nombramos aquí existen muchos mas, esto es un llamado a los ufólogos del mundo para que tomen las medidas preventivas necesarias al momento de realizar tan maravillosa labor, que es la de abrirle los ojos a la humanidad acerca del mundo alíen. Recuerda compartir en tus redes sociales.


Loading...

¿Te intereso la noticia? Deja tu Comentario: