Conoce secretos sobre el Dios Enki y Akenatón el embajador de los dioses extraterrestres

4297
enki-real-imagen-dios

Ha quedado absolutamente claro que la civilización egipcia proviene de una ancestral sociedad antediluviana de Dioses Anunnaki y Semidioses híbridos productos de la mezcla de los hijos de los estos con las hijas de los hombres. Sin embargo, la perversión religiosa originada por el culto a muchos dioses ocasionó la ira del padre de todos, por lo que los Anunnaki fueron llamados a rendir cuentas y la tierra fue destruida en un lago de fuego y azufre, pero posterior a eso y ya habiendo calmado su enojo el supremo Dios Enki envió a su embajador Akenatón a reconstruir la tierra y a establecer un nuevo reino que lo adorase sólo a él y cuya capital sería nuevamente Egipto.

Akenatón, se convirtió en el híbrido elegido por el supremo consejo anunnaki, con la importante misión de poner orden en la tierra y devolverle el esplendor al imperio egipcio, comenzando por purificar las prácticas religiosas y fortalecer la economía, así como también cultivar buenas relaciones con los demás pueblos de la tierra para transmitirles la voluntad de Enki. El embajador de los dioses también tuvo en sus manos la responsabilidad de reorganizar el ejército para convertirlo en el brazo ejecutor de los castigos del padre de todos para quien no obedeciera sus designios.

Nefertiti-y-Akenaton Conoce secretos sobre el Dios Enki y Akenatón el embajador de los dioses extraterrestres

Anuncios

Para el cumplimiento de su misión Akenatón fue dotado temporalmente de poderes extraordinarios, que le brindaban la posibilidad de abrir el mar, dar órdenes a los animales, o hacer llover pan del cielo, si así lo consideraba necesario.

Luego de restablecer el orden entre tanto caos, Akenatón formó una nueva sociedad y levantó una dinastía que llegó a ser aún más prominente que las anteriores, algo más modesta en la edificación de proyectos de envergadura porque ya no contaban con los poderes divinos de los anunnakis ancestrales, pero compensaban la falta de poderes ilimitados con ingenio y trabajo duro, sumado a alguno que otro milagro o bendición que el dios Enki les concedía.

Después de cumplir con su propósito en la tierra y complacer la voluntad de los dioses Akenatón murió, ya que pese a ser un semidios no era inmortal. Su herencia más importante fue su legado cultural, puesto que sentó las bases para la religión monoteísta que impera hasta el día de hoy en el mundo, en la cual se sustenta la tradición judeocristiana y el islam.

Luego de disfrutar de este interesante artículo te invitamos a difundirlo en tus redes para el provecho de tus amigos.

Anuncios
Loading...
Anuncios

¿Te intereso la noticia? Deja tu Comentario: